Una exposición sobre Paul Cézanne llega al Museo Vittoriano en Roma

Roma, la capital de Italia,  presenta una exposición sobre la obra  Paul Cézanne en el Museo Vittoriano que ilustra la gran  influencia que el pintor francés ejerció sobre varios  jóvenes pintores vanguardistas italianos, llamados a ser los principales exponentes pictóricos de la primera mitad del siglo XX en Italia. Se podrá ver hasta el 2 de febrero de 2014.

A comienzos del siglo XX, en la capital de la Toscana, Florencia, los jóvenes artistas se implicaban en interesantes debates que giraban entorno a la idea de regresar al clasicismo o, por el contrario, seguir por la senda modernista que Cézanne había iniciado casi 50 años antes.

En esta muestra,  se recuerda que la influencia de Cézanne llegó a Italia merced a coleccionistas de arte como Charles Loeser o Paolo Fabbri que habían logrado recopilar un número importante de obras  y con las que se difundió el singular estilo “cezanesco” que partía del  propio impresionismo con el que convivió el pintor francés para desarrollar su propia técnica, en la que anteponía el color  a la forma de los objetos.

Paul Cézanne  nunca estuvo en  Italia pero su influencia sobre las nuevas generaciones de artistas que se asomaban al óleo en los primeros años del siglo XX fue muy grande. Pintores como  Carlo Carrá, Giorgio Morandi, Mario Sironi o Fausto Pirandello.

Esta exposición comparará  el futurismo de Carlo Carrá, las composiciones de Giorgio Morandi, el expresionismo clásico de Mario Sironi o el estilo de Fausto Pirandello con las pinturas del genio post-impresionista francés.  Las  obras de esta muestra han llegado desde varios países Canadá, Brasil, Japón, Australia, Hungría,  Francia, Rusia y Estados Unidos de Norteamérica.

En esta muestra se pueden ver  los bodegones, las famosas naturalezas muertas de Cézanne, con sus naranjas y sus copas de agua, un ejemplo de la atención que el artista concedía a la vida silenciosa de los objetos. Además, se encuentran las  naturalezas muertas de Giorgio Morandi, con su geométrica idea de los objetos  o las representaciones angulosas de Carlos Carrá.

Por  último, el desnudo está presente con una temática que gira entorno al eje de “Los grandes bañistas”, obra que el artista pintó entre 1883 y 1887 y que hoy en día pertenece la Nacional Gallery de Londres, o “Betsabea”, un  lienzo en el que representa, en 1885, a una de las mujeres del Rey David.

Foto vía Cezanne

Dejar respuesta