Puerto Killary y Connemara, una maravilla irlandesa

Irlanda es un país que enamora y cautiva a quien lo visita. La bella Irlanda ha sido, es y será una tierra ideal para visitar y disfrutar. Esta región esconde rincones preciosos e inolvidables. Uno de ellos destaca por su belleza natural.

Connemara es un región única y precios del oeste de Irlanda, en el condado de Galway, y el puerto de Killary, que separa Galway del condado de Mayo, es el único fiordo de Irlanda. Rodeada de montañas por ambos lados, esta preciosa ensenada de 16 kilómetros de longitud contiene algunos de los paisajes más espectaculares de Irlanda y grandes lugares para la navegación en bote.

Esta znoa de Connemara sufrió intensamente la hambruna de la patata, provocada por el fracaso de la cosecha de patats en 1845/1846 y 1848. Entonces, la mayor parte de la Irlanda rural basaba su dieta en la patata, y más de un millón de personas murió de hambre durante ese período.  Otros dos millones y medio de personas se vieron obligados  a emigrar para sobrevivir. Toda una tragedía que todavía sigue vive en la conciencia irlandesa.

Hoy en día se puede recorrer la carretera del fin de la hambruna que construyeron en el año 1846 los lugareños  a cambio de comida. Actualmente hay granjas de mejillones en el fiordo y multitud de oportunidades para probar este sabroso molusco. Si te apetece, puedes incluso recoger tus propios mejillones en la costa y cocinártelos,

En el norte de Connemara se encuentra el Parque Nacional, que cubre 20.000 kilómetros de campiña virgen y que contiene pantanales, brezales, lagos y montañas. Las plantas y los animales salvajes abundan, incluidas raras plantas de pantanos y brezales (como la daboecia cantábrica, una especie de brezo). Además, alrededor de la costa rocosa se pueden ver halcones peregrinos y esmerejones, además de nutrias, ciervos rojos, ponis de Connemara y focas grises.

Foto vía Easy Viajar

Dejar respuesta