Un curioso parque de atracciones en Alemania

El mundo del turismo siempre requiere nuevas ideas y promociones. La competencia es muy grande y quien tiene una buena idea se puede hacer de oro. Para muestra un botón.

Un empresario holandés ha convertido una planta nuclear situada en Kalkar (Alemania) en un pintoresco parque de atracciones que recibe más de 600.000 visitas al año y una de cuyas principales atracciones son las sillas voladoras situadas en el interior del reactor nuclear. Todo un hito.

 En la ciudad de Kalkar, situada en el Estado federal de Norte del Rhin-Westf  y  junto a la frontera holandesa, se inició en 1972 la construcción de un reactor nuclear, SNR-200,  el primero que funcionaría con uranio enriquecido y diseñado para producir 327 Megawatios de potencia.

 Sin embargo,  los peligrosos accidentes nucleares registrados en Estados Unidos de Norteamérica  en 1979 (Three Miles Island) y de Chernobyl en la antigua Unión Soviética en 1986 significaron un duro varapalo para el proyecto de este reactor que  fue abandonando en 1991.

Entonces,  el complejo se desmanteló hasta que en 1995, el empresario holandés Hennie van der Most compró lo que quedaba de la planta Kalkar por 2,5 millones de euros y logró convertirlo en un parque de atracciones más que  rentabl.

El parque de atracciones, llamado ‘Wunderland Kalkar’, cuenta con unos 40 juegos distintos, con secciones diferentes para niños y adultos, además de albegar en el mismo parque de un hotel de lujo de 400 plazas.

En el interior de las instalaciones de refrigeración, donde estaría ubicado el reactor nuclear, existe un juego de sillas voladoras. Ahora, en lugar de mantenerse a una distancia prudencial, los visitantes escalan por el muro exterior del refrigerador y corren en motos de cuatro ruedas por las pistas que lo rodean.

En definitiva, si viajas por esta zona de Alemania no dudes en visitar este singular parque de atracciones que año a año atrae a más gente. Una atractiva forma de pasar un buen rato en familia o entre amigos.

Foto vía Atlas Obscura

Dejar respuesta