Un paseo por el barrio moscovita de Arbat

Os planteo un paseo por uno de los barrios de Moscú que más de moda están en los últimos tiempos. Cafetarías, pinacotecas, tiendas artesanales y un ambiente muy bohemio recubren cada rincón del barrio de Arbat. Conocida como la primera calle transitable de la capital de Rusia es una visita obligada en todo viaje a la ciudad.

Este barrio moscovita está compuesto por algunas de las calles más antiguas de la ciudad. Morada de artistas y nobles, Arbat se ha transformado hoy en día en uno de los lugares más cotizados para residir para la nueva burguesía rusa.

Famosos artistas vivieron aquí, como es el caso de Pushkin, el reputado escritor ruso, que vivió en esta calle durante mucho tiempo. Todavía actualmente se mantiene en pie su casa Museo. Con un bonito color azul celeste, esta casa es testigo hoy en día de la obra del novelista.

Cerca nos encontramos con el bello y reconocido Kremlin. Este edificio, un icono de Moscú, guarda entres sus muros secretos de todo tipo sobre los zares que residieron aquí durante mucho tiempo. Cuatro catedrales y cuatro palacios se reúnen en el interior de un recinto delimitado por la Muralla del Kremlin.

Luego, podemos seguir nuestra ruta bajando al Metro moscovita, una de sus maravillas más prestigiosas. Cada estación representa un símbolo de la historia. Además, las salas y las antesalas sobresalen por su esplendor palaciego.

Asimismo, el Metro está adornado con estatuas, relieves, pinturas, vidrieras, mosaicos y frescos de los artistas más sobresalientes de Rusia. Un lugar que nunca olvidará y que, encima, conecta toda la ciudad de forma rápida.

Por otro lado, podemos completar la visita al barrio de  Arbat comprando todo tipo de objetos en sus tiendas artesanles, visitando sus pinacotecas y disfrutando de un sabroso bocado en sus elegantes cafeterías.

Foto vía Easy Viajar

Dejar respuesta