San Petersburgo, una maravilla rusa

San Petersburgo es la antigua capital y centro cultural del Imperio ruso. Se encuentra la región de Leningrado (Rusia) , en el golfo de Finlandia, y es la segunda rusa más importante tras Moscú. El centro de San Petersburgo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990 debido a sus numerosos palacios barrocos y neoclásicos.

El zar Pedro el Grande de Rusia fundó San Petersburgo en 1703. Tuvo la visión de una gran ciudad dedicada al arte y la cultura  que fuera una ventana a Occidente, y decidió construirla en lo que en aquel entonces era un gran pantano finés, el delta del río Neva, en el borde del gol de Finlandia, en el mar Báltico.

San Petersburgo es distinta a cualquier otra ciudad rusa. Dominada por el Palacio de Invierno, esá imbuida de la historia imperial rusa. El palacio barroco fue encargado por la zarina Isabel para que la familia real lo utilizara en invierno, y sus lujosos interiores permiten comprobar la opulenta vida que llevaban los zares. Catalina añadio el Hermitage en 1764 para albergar su colección privada de arte, que se ha hecho tan grande que actualmente se expone en cinco edificios y es el segundo más grande tras el del Louvre.

La ciudad también es famosa por su magnífica colección de iglesias, entre las que la catedral de Pedro y Pablo, en la plaza del palacio, contiene las tumbaas de Pedro El Grande y sus sucesores, y la impresionante y enorme cúpula de la catedral de Isaac está cubierta pro 100 kilogramos de oro. La catedral de Kazán, en la Nevsky Prospect, está erigida siguiendo el modelo de la San Pedro de Roma.

San Petersburgo es una ciudad preciosa, con una gran riqueza histórica, ideal si te gusta el arte y la arquitectua, llena de magia y encanto. Si uno viaja a Rusia, debe visitar este maravilloso lugar que quedará para siempre en nuestra memoria.

Foto vía Guía de San Petersburgo

 

 

Dejar respuesta