Los cafés literarios de Praga

Praga es la capital de la República Checa y se encuentra en una curva del río Moldava, aproximadamente a medio camino entre Berlín y Viena. Está erigida sobre siete colinas cubiertas de castillos e iglesias, con el castillo de Praga, en al ribera oeste, dominando la ciudad.Se trata de una de más bellas localidades de Europa.

Aparte de ver todas sus joyas y disfrutar con su historia, os planteo una visita diferente si vais a Praga. Se trata de entrar en varios cafés literarios dela ciudad checa y disfrutar a tope. Los cafés literarios fueron crisol de la literatura praguense y mentidero de tensiones nacionalistas. Durante la época comunista acabaron cerrando casi todos. Después de la Revolución de Terciopelo se han reabierto algunos.

El Café Slavia, situado en la calle Smetanovo Nabrezi, 2, data de 1881. Desdes sus amplios ventanales hay unas inmejorables vistas del río, a Mala Strana y al Castillo. Este café recoge la tradición praguense de la absenta, un licror prohibido en casi todo el mundo civilizado.

El Café Louvre, que se encuentra en la Narodni Trida 20, esta cerca del anterior y en el primer piso de un viejo edificio. En su interior, con paredes rosas y estucados, hay restaurante y billar. En este café se reunía un círculo filosófico en el que participaron Franz Kafka y Max Brod.

El Café Europa se halla en el calle Vaclavske Namesti, 25, en el modernista Hotel Europa y conserva el encanto de principios del siglo XX. La decoración es un puro deleite y el ventanal un buen sitio para observar el trasiego de la plaza. El café tiene gala haber sido escenario de la única lectura pública que hizo Kafka de “El Proceso”.

En el Café Imperial, situado en la calle Na Porici 15, las paredes están cubiertas de maderas nobles, hay cerámica hasta el techo y tiene gruessos pilares dividiendo espacios.

Por último, el Café Arco se encuentra en la calle Hybernska, 16. Fue abierto en 1907. A pesar de su remodelada decoración aún se atisban en él residuos de los años de entreguerras, cuando era centro de reunión de los escritores alemanes en Praga.

Foto vía Flickr

Dejar respuesta