El Castillo de San Jorge, un emblema de Lisboa

Si uno visita Lisboa, capital de Portugal, debe contemplar el Castillo de San Jorge, uno de sus mayores iconos. Se llega subiendo por el largo Chao de Feira. El castelo de Sao Jorge, erigidoen la colina más alta de Lisboa, es la primera fortaleza conocida ya que  data de 138 a.C. Domina el viejo barrio de Alfama, con un centinela de muros almenados, rodeado de un precioso cinturón de árboles y tranquilos jardines.

Fenicios, romanos y árables ocuparno el castillo a lo largo de los años. También se conservan vestigios de la época visigótica en las partes más antiguas, así como elementos árabes. Después de  la reconquista de Lisboa por los cruzados y la expulsión de los árabes en 1147, los reyes cristianos lo rebautizaron con el nombre de San Jorge, mártir y guerrero de Capadocia, venerado por los cruzados.

El sector medieval de Santa Cruz, englobado en el recinto exterior, alrededor del castillo, supone el barrio más antiguo de Lisboa.  Se puede pasear por el camino de ronda; las vistas de la ciudad y del Tajo son magníficas. También hay que ver  la torre de Ulises, fundador de la ciudad según varias leyendas, para descubrir Lisboa en imágenes da 360º. Asimismo, se pueden contemplar diferentes exposiciones temporales en las antiguas mazmorras del castillo.

Por la parte oeste del castillo, el paseo está surcado de viejos olivos. Existe un restaurante elegante que hay que visitar, aunque solamente sea por la belleza de las vistas.

Se puede llegar al Castillo de San Jorge mediante los autobuses números 31 y 37 o de los tranvías números 12, 18 y 28. El castillo abre de marzo a octubre desde las 9.00 a las 21.00 horas; hasta las 18.00 horas durante el resto de los meses del año.

La entrada al castillo cuesta cinco euros, aunque hay tarifas reducidas para estudiantes y titulares de la Lisboa Card. Asimismo, la entrada resulta gratuita para los menores de 10 años y los mayore de 65 años.

Foto vía ETurismo Viajes

Dejar respuesta