Hammerfest, la ciudad más boreal de Europa

Esta pequeña ciudad está situada en el condado de Finnmark (Noruega), en la costa occidental de la isla de Kvaloy y se encuentra comunicada con el continente mediante el Puente Kvalsund. Además, es la ciudad más boreal de Europa.

Asimismo, Hammerfest se arroga el título de ciudad más septentrional del mundo, si bien este galardón también es disputado por Honningsvåg (Noruega), Barrow (en Alaska) y Longyearbyen (Svalbard, Noruega). Todo depende de la definición de ciudad que se tome; de hecho, Hammerfest es el asentamiento más septentrional del mundo con más de 5.000 habitantes.

Hammerfest fue fundada en 1789 y enseguida se desarrolló como puerto pesquero y comercial. Durante la 2ª Guerra Mundial, los alemanes hicieron de ella una base militar y luego la destruyeron en octubre de 1944. Hoy en día, se puede visitar el Museo de la Reconstrucción.

La Torget, su plaza principal, está adornada por el monumento al músico Ole Olsen (1850-1927), nativo de Hammerfest, y en ella se levantó también el Radhus (ayuntamiento) en 1957. Al lado se encuentra The Royal and Ancient Polar Bear Society , el museo del oso polar.

En las calles adyacentes se hallan la iglesia católica de San Miguel y la iglesia evangélica que fueron construida en 1958 y 1961 respectivamente. La primera tiene un gran mosaico de San Miguel y el dragón en la fachada, y la segunda consta de un coro cerrado con una gran vidriera triangular.

En Fuglenes, la pequeña península que se extiende en la zona norte de la ciudad, se halla el Meridianstotten, monumento formado por una columna de granito sobre la cual hay un mapamundi de bronce. Al sur de la ciudad se encuentra el Tyven  (419 metros), desde donde pueden verse una vista panorámica de la isla de Kvaloy, las montañas circundantes cubiertas de nieve o de hielo, y del Oceáno Glacial Artico.

Por último, a nueve kilómetros está Forsol, un pueblo pescadores que conserva restos de asentamientos que se remontan a 3.000 años antes de Cristo. Y a 28 kilómetros hay un altar samir de época precristiana que recibe el nombre de Akkanjarg Stabba ya que hace referencia a Stallo, un legendario personaje sami.

Foto vía Absolut Noruega

Dejar respuesta