Agrigento

Agrigento está situada en la costa sur de Sicilia (Italia), donde la ciudad moderna se expande desordenadamente desde su núcleo medieval. Sus verdaderos tesoros están a unos kilómetros de distancia, en el lugar conocido como el Valle de los Templos, donde las ruinas del pasado griego, cartaginés y romano de Agrigento dan testimonio de su antigua importancia y gloria.

Fundada alrededor del 582 antes de Cristo, la acomodada e importante colonia griega de Akragas contenía algunos de los mejores monumentos públicos fuera de Grecia. La colonia fue destruida y reconstruida varias veces, particularmente durante las guerras Púnicas entre Cartago y Roma.

Rodeada de olivares y huertos de almendros, las ruinas de la ciudad incluyen necrópolis, casas, calles, auditorios y un pequeño teatro Sin embargo, es especialmente famosa por su grupo de siete templos dóricos en la acrópolis (terreno elevado), situada sobre la colonia.

En el enorme yacimiento se alza orgulloso el templo de la Concordia (nombre que se le daría más tarde ya que se desconoce a quién estaba dedicado originalmente), qu fue construido alrededor del 450 antes de Cristo, y que está en excelente estado a pesar que le falte el techo, gracias a que fue adoptado como iglesia cristiana a finales del siglo VI.

De unos 10 años más tarde es el templo de Hera, que no ha sobrevivido tan bien, pero que fue construido con la misma forma que el templo más antiguo. El templo más grande del yacimiento era el del Zeus Olímpico, que fue construido para conmemorar una victoria militar después del 480 antes de Cristo, pero del que no sobrevive gran parte por los daños sufridos en un terremoto y por la extracción de sus piedras para crear el puerto de la cercana Porto Empedocle. También había templos dedicados a Hefesto, Hércules y Asclepio.

La mejor época para visitar Agrigento es en primavera, cuando los almendros de los huertos cercanos están en flor. Además, no hay que olvidarse de visitar el museo arqueológico.

Dejar respuesta