Symi, una preciosa isla griega

La encantadora y motañosa isla de Symi está a 41 kilómetros de Rodas, a 425 kilómetros de El Pireo y muy cerca de la costa turca.  Esta isla griega, parte del grupo del Dodecaneso, es pequeña, con sólo 57 kilómetros cuadrados, y posee un litoral rocoso con pequeñas calas y playas de arena. La mejor época para visitarla va desde mayo a octubre.

Symi ha pasado por varios manos como los Caballeros de San Juan, los turcos, los italianos y los griegos. En la mitología griega, en esta isla nacieron las Cárites y adoptó su denominación del nombre de una de las esposas de Poseidón, la ninfa Symi.

La ciudad de Symi está dividida en la parte alta y la parte baja, dominada por la fortaleza de los Caballeros de San Juan, y unida por 500 escalones junto a los cuales se encuentran casas neoclásicas de color pastel con patios llenos de flores. El puerto es muy bello y se halla rodeado por colintas que forman un teatro natural. En un día tranquilo, desde la parte alta de la ciudad se pueden escuchar las conservaciones que se mantienen en la parte baja frente al mar.

El museo arqueológico y de folclore y la mansión Hatziagapitos, en Chorio, merecen ser visitados. Situado en una bahía al sudoeste de la isla está el monasterio del arcángel Miguel Panormitis. Construido a principios del siglo XVIII en el lugar el que había un monasterio mucho más antiguo, contiene un maravilloso iconostasio, preciosos frescos bizantinos y dos museos con una fascinante biblioteca.

Muchos visitantes descubren Symi en una excursión de un día desde Rodas, pero la isla es tan tranquila y posee tal encanto natural y belleza que muchos de ellos regresan cada año para pasar el máximo posible allí.

Por último, recomiendo alquilar una barca para ir a una playa apartada o hacer excursiones por la bella campiña hasta alguna de sus capillas aisladas. También hay que ver el puerto de Emborios y sus antiguas murallas y talleres de artesanos, cubiertos por doce cúpulas.

Dejar respuesta