Un paseo por la bella costa vizcaína

Desde Bilbao, capital de Vizcaya (País Vasco, España), la costa posee, además unos paisajes marineros de enorme belleza, bastantes puertos pesqueros con gran encanto. En la margen oriental de la desembocadura de la ría, Getxo ofrece desde su campo de golf, cruzado por el paseo Marítimo, una maravillosa perspectiva sobre la sal y los puertos de Portugalete y Santurzi.

Desde Bakio, una ciudad vacacional con una preciosa playa, una carretera con cornisa sobre el mar conduce hasta el faro de Machichaco. Allí, se contemplar  un sublime panorama desde el mirador ubiado sobre el peñón de San Juan de Gaztelugache.

Bermeo sobresale  como el principal puerto de la cornisa cantábrica en pesca de bajura.Allí llaman la atención el Museo de la Pesca y el Centro de Interpretación de la Ballena en el Aita Guria, un antiguo ballenero de vela.

Desde Bermeo llegamos a Gernika, ciudad bombardeada  durante la Guerra Ciil. Allí hay que fijarse en el árbol de Gernika, el roble símbolo de las libertades vascas. De regreso al Cantábrico, se  pasa por Elantoxobe, un pueblo marinero con un notable puerto pesquero protegido por el cabo Ogoño. Asimismo, sobresale su iglesia de San Nicolás de Bari.

A escasa distancia, se halla el pequeño puerto de Eas, tras el que aparece la ciudad de Lekeitio. Se ubica en una bahía protegida por la isla de San Nicolás y  destaca por su puerto y dos turísticas playas. Además,, hay que completar la visita con la iglesia de Santa María de la Asunción y dos torres, Licona y Turpin.

Prosiguiendo la ruta se llega a  Ondarroa, uno de los pueblos más bellos de España que luce un maravilloso casco histórico medieval volcado al mar. Resulta única la visita al puerto pesquero de Egidazu Kaia.

Finalmente,  en Ondarroa,  hay que ver varias iglesias interesantes como la de Santa María y  la de la Virgen de la Antigua, así como las ermitas de San Juan y Santa Clara.

Foto vía Sitios donde ir

Dejar respuesta