El zoológico de Schönbrunn, un hito vienés

El zoológico de Schönbrunn es el zoo más antiguo del mundo y hace dos años fue elegido como el mejor zoológico de toda Europa. Un bebé panda, crías de elefantes y muchos otros animales exóticos atraen  más de dos millones de visitantes cada año. Además, este zoo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es todo un icono de Viena, la capital de Austria.

Durante el verano de 1752, el emperador Francisco I Esteban de Lorena invitó a sus nobles huéspedes a la nueva casa de fieras que acababa de ser erigida en el parque del palacio de Schönbrunn.

El zoológico de Schönbrunn se halla ubicado en la calle Maxingstrabe, 13 b. Tiene varios horarios de apertura y cierre según la época del año. Las entradas valen desde los 15 a los 6 euros, con acceso gratuito para los menores de seis años.

Los espacios cercados en los que se hallan los animales son bastante amplios y disponen de características similares a las de los espacios naturales. Se cuida mucho que el animal esté lo mejor posible. Ello es un gran punto a favor de esta institución vienesa.

En este zoo, viven más  de 500 especies de animales (osos pandas, elefantes, leones, hipopótamos, pingüinos, nutrias, leopardos, palomas, tortugas gigantes, tigre siberianos, rinocerontes, etc. ). Asimismo, sobresale la enorme Casa de la Selva Tropical, el enorme espacio reservado a Sudamérica y el Invernadero de naranjos que se ha transformado en el nuevo hogar de los orangutanes de Viena.

Además, en el 2010 se inauguró el Sendero de descubrimiento de la naturaleza; y cada año se ponen en marcha nuevas instalaciones amplias y hogares para animales. Se trata de un zoo que no para.

Finalmente, al lado del zoo está situado el Wüstenhaus, un invernadero en el que se reproducen las condiciones de los desiertos y en el que se puede observar el mundo vegetal y animal de las regiones más secas del planeta Tierra.

Foto vía Tripadvisor

Dejar respuesta