Un paseo por el Berlín cultural

Berlín, claro ejemplo de ciudad moderna y de nueva concepción, es capaz de ofrecer a sus visitantes una enriquecedora visita cultural que sólo es comparable con la que ofrecen las grandes capitales culturales del mundo. Vamos a dar un paseo por el Berlín cultural.

1º. El Palacio de Charlottenburg:

Construido en 1701 como residencia de Federico I, este palacio se ha convertido en el orgullo arquitectónico y cultural de la zona oriental de Berlín. Con grandes jardines, bien cuidados, un gran números de museos internos y externos, sus escalinatas reales y las verjas que hay por todo el recinto, este palacio requiere una visita tranquila y exhaustiva.

2º. Museo Egipcio:

Situado frente al palcio del Charlottenburg, este museo acoge en su primera planta la famosa esfinge de Nefertiti, conocida reina del Antiguo Egipto. Su visita es ineludible para los amantes del país de los faraones.

3º. Museo de Antigüedades:

Junto al Museo Egipcio, la que fuera residencia de los soldados de guardia del rey es ahora el Museo de Antigüedades. Alberga colecciones de cerámica y bronce de la época romana y griega.

4º. Avenida 17 de junio:

Es una de las avenidas más importantes y representativas de la historia de la ciudad. En ella, se levantan diferentes monumentos conmemorativos y el conocido Tiergarten, uno de los paseos más grandes del mundo.

5º. Columna de la Victoria:

Emplazada en la conocida rotonda de la Gran Estrella, conmemora famosas campañas militares prusianas. Unos metros más allá se ubica el Monumento Soviético de la Victoria, un recordatorio a los soldados rusos que participaron en la 2ª Guerra Mundial.

6º. La Puerta de Brandenburgo:

Al final de la avenida 17 de junio se encuentra la Puerta de Brandenburgo, símbolo de la unidad de Alemania. Junto a ellas se alzan los restos del famoso muro de Berlín.

7º. Unter Den Linden:

Esta calle suele ser calificada como el equivalente a los Campos Elíseos de París. Llena de edificios de la pasada época prusiana, se puede contemplar el Teatro alemán de la Opera, la Catedral de St.Hedwig, la embajada Rusa y el Palacio del Princípe.

8º. La Alexanderplatz:

Para finalizar este recorrido se debe acudir a esta curiosa plaza en la que se ubica el centro de Telecomunicaciones, una torre en cuyo último piso se puede disfrutar de una maravillosa vista de Berlín.

Y después de este paseo nos merecemos un momento de relax. Y no hay nada mejor que un alojamiento con Spa en Berlin. Son muchas las opciones de alojamiento en la ciudad, seguro que encontrarás uno a un buen precio y que reuna todos los requisitos que deseas. Y que no falte el Spa ;).

Foto vía Living Viajes

Dejar respuesta