Petroglifos de Tanum

Bohusla del Norte está a unas dos horas hacia el norte de Gotemburgo, a lo largo de la costa oeste de Suecia, y allí se encuentran las fascinantes petroglifos de la Edad de Bronce, o inscripciones en roca, de Tanum. En esta zona, se descubren inscripciones en roca constantemente, pero los 350 grupos diferentes tallados en Tanum son únicos.

Si se viaja Suecia, hay que a acudir a este lugar sin igual. Uno quedará maravillado viendo las rocas llenas de inscripciones que datan de la Edad de Bronce. Resulta una magnífica forma de conocer como vivían los humanos en aquellos tiempos.

El yacimiento fue descubierto en 1972 por Age Nilse. Este obrero lo encontró en el sitio donde había planeado colocar una cargo de explosivos. Se piensa que las inscripciones se realizaron entre el 1.800 y el 600 a.C. Se agrupan en cuatro tipos diferentes a lo largo de un tramo de 25 kilómetros.

Los arqueólogos han hallado hasta 13 tipos de motivos y figuras, incluyendo barcos, trineos, personas, armas, animales y árboles. Son unas imágenes muy sencillas en su mayoría, aunque también las hay compuestas. Por ejemplo, la inscripción de Fossum contiene 130 figuras cuidadosamente alineadas, ninguna se superpone, y hay escenas de caza con animales preciosamente tallados, botes llevando pasajeros y gente cultivando.

Sin embargo, un serio peligro acecha a los petroglifos de Tanum. La acción de la escarcha, el sol, la sal marina y la contaminación atmosférica están empezando a agrietar a las rocas. El daño persiste pese a los continuos esfuerzos para preservar este tesoro sueco.

Encima, se planea construir una nueva carretera cerca de estos petroglifos que causarían daños irreparables. Sería toda una hecatombe. No en vano, estos petroglifos de Tanum han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por último, no hay que olvidarse de contemplar el museo Vitlycke, la roca Vitlycke, Aspeberget, Torsbo y Greby Gravfalt.

Foto vía Tripadvisor

Dejar respuesta