Mariefred es un pequeño pueblo pertenecient a la provincia de Södermanland (Suecia). Se trata de un pueblo encantador situado en un ensenada del lago Mälaren. Es famoso por el gran castillo de Gripsholm, sin duda alguna, el castillo más famoso y bello del país que tiene innumerables obras de arte y mucha historia.

El primer edificio fue construido en esta isla y durante el siglo XIV perteneció a Bo Jonsson Grip, y como grip significa grifo, este animal fantástico aparece en el blasón del castillo. En 1493, el señor local Sten Sture el Viejo lo donó a la Cartuja de Mariefred. Pero, con la disolución de las órdenes religiosas en 1525, el castillo pasó a manos de Gustavo Vasa, y la destruida Cartuja sirvió para agrandar el castillo, el cual se rehizo prácticamente por completo.

Así, quedó un edificio de planta rectangular y cuatro torres redondas en sus esquinas. A partir de entonces, el castillo sirvió de prisión y de residencia de las personalidades de la realeza. Edugivis Leonor, esposa de Carlos X Gustavo, vivió en él desde 1660 a 1715 e hizo añadir el ala de la Reina. Luego, Gustavo III embelleción y agrandó el edificio añadiendo el ala de los caballeros en 1773 y el teatro, convirtiéndolo en una especie de corte. Hoy en día, el castillo es propiedad del Estado y alberga un museo histórico.

En este museo, el visitante puede disfrutar de numerosas obras de arte y lugares con mucha hsitoria a lo largo de sus dos patios y sus dos plantas. Así, sobresalen los populares cañones capturados a los rusos en las dos batallas de Ivangorod; las estancias de los Vasa que fueron escenario de muchos acontecimientos históricos; las estancias de la Reina; la sala del Reino; las estancias de la princesa Sofía Albertina; la sala del Consejo del Carlos XII; la sala de Gustavo Vasa con dos tablas pintadas por L.Cranach el Viejo en 1534; la Galería Nacional de Retratos; el teatro de Gustavo III; y el parque donde llaman la atención las piedras rúnicas.

Dejar respuesta