Vladimir, una joya rusa

Vladimir es la capital del óblast de Vladímir, en el oeste de Rusia, junto al río Klyazma. Se halla a 168 kilómetros de Moscú. Además,  forma parte del lugar patrimonio de la Humanidad “Monumentos Blancos de Vladimir y Súzdal”.

Conocida como la “perla de la arquitectura rusa“, Vladimir es una de las ciudades más antiguas de Rusia, ya que fue fundada por el príncipe Vladimir Monomaj en 1108. Durante siglos, al ser el centro político, comercial y artesanal del noroeste de Rusia, ocupó una posición privilegiada en la llamada ruta del “Anillo de Oro” formada por las ciudades de Moscú, Vladimir, Suzdal, Kostroma, Yaroslavi, Rostov el Grande y Serguiev Posad.

Vladimir cuenta con más de un centenar de monumentos arquitectónicos, entre los cuales destacan los de arquitectura en piedra blanca. Gracias a ese pasado esplendoroso, ha sido posible que se conserven tres grandes monumentos, magníficos ejemplares de la arquitectura rusa antigua, que han hecho que la UNESCO considere a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad por su herencia cultural.

Se trata de la Catedral de San Demetrio, del siglo XII, cuya fama mundial se debe al maravilloso trabajo de filigrana realizado en la piedra blanca del edificio; de la Catedral de la Asunción, cuyos frescos fueron decorados por Andrei Rubliov y que, más tarde, sirvió como modelo para la catedral más importante del Kremilin de Moscú; y la impresionante fortificación militar conocida como Puertas de Oro.

Y por si estos tres monumentos fueran poco para considerar a Vladimir como una auténtica joya arquitectónica, a tan sólo 10 kilómetros de la ciudad, a orillas del río Nerl, se encuentra la Iglesia del Manto de la Virgen, cuya graciosa silueta permanece imborrable en la memoria de todo aquel que la ve. Esta iglesia fue construida en 1165 sobre una colina al borde del río.

Por último, en  la cercana ciudad de Rostov sobresale el Monasterio de San Jacobo por el contraste del blanco de su fachada con el dorado azul y el verde de sus cúpulas.

Foto vía 123rf.com

Dejar respuesta