Museu Nacional dos Coches, un hito lisboeta

El Museo Nacional dos Coches se encuentra en la Praça Afonso de Albuquerque en el barrio de Belém (Lisboa, Portugal).  Este museo abre  a diario desde las 10.00 a las 18.00 hora;  cierra los lunes y   los martes por la mañana. Los menores de 25 años, profesores y jubilados pagan la mitad de la entrada; asimismo, la visita resulta gratuita todos los domingos hasta las 14.00 horas y con la Lisboa Card.

La colección de carruajes es una de las mejores de Europa. El museo ocupa el ala este del precioso Palacio de Belém, que albergaba la escuela de equitación construida por el arquitectos italiano Giacomo Azzolini en 1726.

La familia real solía instalarse en la galería superior para ver a sus caballos hacer cabriolas sobre la pista. En 1905, la escuela de equitación fue convertida en museo por la esposa del rey Carlos, Dona Amèlia.

El recorrido cubre tres sigles de historia con carruajes de Portugal, Italia, Francia, Austria y España. En la galería principal, decorada al estilo Luis XVI y con espléndidos frescos en los techos, se exponen dos filas de carruajes que pertenecieron a la familia real.

Esta colección se inicia ante el sobrio coche de madera forrada en cuero rojo del rey español Felipe II. Los carruajes se venden cada vez más fastuosos, con interiores forrados en tercipolo rojo y recubiertos de oro, y exteriores decorardos con imágenes alegóricas y escudos nobiliarios.

La colección se cierra con tres enormes carrozas barrocas fabricadas en Roma para el embajador portugués ante el Vaticano, Dom Rodrigo Almeida e Menezes, marqués de Abrantes. Estas carrozas pesan cinco toneladas cada una y están adornadas con estatuas doradas de tamaño natural.

La visita continúa en la galería adjunta, donde pueden verse cabriolés de dos ruedas, landós y cochecitos pertenecientes a los miembros más jóvenes de la realeza. También hay un taxi lisboeta del siglo XIX, pintado de negro y verde, colores oficiales de los taxis hasta 1990.

Por último, la planta superior alberga una colección de arneses, trajes de Corte y retratos de miembros de la familia real portuguesa.

Foto vía Sobre Lisboa

Dejar respuesta