El Museo de los Trópicos, una sorpresa en Amsterdam

El Museo de los Trópicos está situadao al este de Amsterdam (Países Bajos) cerca del Oosterpark, en la calle Linnaeustraat, 2. Se puede llegar a mediante los tranvías números 9 y 14 desde el Dam y el número 10 desde Leidseplein.

Este museo se encuentra  instalado en un gran edificio (1926) que durante mucho tiempo acogio el instituto colonial neerlandés. Actualmente, aparte de notables colecciones, se abre a cuestiones de investigación y etnología, a los problemas del desarrollo del Tercer Mundo y con especial dedicación a los países del antiguo imperio colonial neerlandés (sobre todo  Indonesia).

Exhibe un novedosa manera de descubrir el Tercer Mundo desde un ángulo distinto al del colonialismo nostálgico, tan presente en los museos de este tipo. Cuenta con una presentación original y colorista de los modos de vida no occidentales.

De este modo, se ha reconstruido con todo realismo una calle indonesia, dedicando especial atención a los detalles. Junto a las reconstrucciones, se pueden ver  un auténtico triciclo rikscha, una cocina ambulante, un Jeepney filipino, una aldea tradicional de Sri Lank con sus ruidos tradicionales, un souk sirio y  hasta un templo budista del que surge el canto de plegarías.

La última etapa está totalmente dedicada a Africa y América Latina: reproducción de un pequeño bar africano, magníficas pieza arqueológicas de Perú y México, sala de vídeo consagrada a los personajes míticos de continente.

Además, la planta baja alberga una exposición itinerante sobre un país diferente cada año. También existe un minimuseo pedagógico para niños de 6 a 12 años, pero deben entender holandés o apenas lo disfrutarán. Después de  la visita se pueden desgustar especialidades de todo el mundo en la terraza del restaurante Ekeko, en la planta baja del museo.

Finalmente, el Museo de los Trópicos abre todos los días desde las 10.00 a las 17.00 horas (hasta las 15.00 horas algunos festivos). Cierra el 25 de diciembre, 1 de enero, 30 de abril y 5 de mayo. La entrada cuesta 7.50 euros, si bien existen descuentos para menores de 18 años y estudiantes; además resulta  gratuito con la I Amsterdam Card.

Sin duda, se trata de una buena iniciativa si planeas hacer un viaje a Amsterdam y aprovechar a ver las maravillas de la ciudad. También es una buena opción para los adeptos a los cruceros y que ya han visitado Amsterdam en otras ocasiones y pueden aprovechar otros cruceros por Europa que hagan para ver estos rincones de ciudades con encanto y que en la mayoría de ocasiones no da tiempo a ver por la falta de tiempo y los muchos lugares de interés a visitar.

¡No dejes de dar un paseo por el arte si viajas a Amsterdam!

Dejar respuesta