Verdún, el drama de la Gran Guerra

Verdún es una ciudad con su propia historia que se halla en la región de Lorena, departamento del Mosa (Francia). Su nombre, su historia, y su visita siempre estará asociada a la sangrienta batalla de Verdún de 1916-1917 durante la Gran Guerra o la 1ª Guerra Mundial. Casi un millón de hombres murieron durante cerca de 12 meses de combate. Se trata de la peor batalla de esta guerra mundial.

Cuando uno visita Verdún y sus alrededores no puede dejar de pensar en los inumerables soldados que cayeron durante aquella batalla. Supone un lugar que emociona y llega al corazón. No deja indiferente a nadie. Verdún es un ejemplo de la barbarie de la guerra.

Durante la batalla de Verdún, los alemanes intentaron asestar un golpe a la moral francesa destruyendo los fuertes de Douaumonut y Vaux y la conquistada Verdún, la fortaleza nordeste de Francia. Los galos lucharon simplemente para prevenir que la ciudad fuera tomada. No fue hasta 1918 cuando los alemanes se retiraron de sus posiciones justo a cinco kilómetros de la ciudad.

Se pueden visitar varios monumentos conmemorativos, lugares de batalla y cementerios en las colinas de las afueras de Verdún, al norte. En esta devastada región fueron arrasados nueve pueblos; el Musée-Memorial de Deuaumont cuenta su historia. Cerca de aquí, el Ossuaire de Douaumont contiene los huesos sin identificar cerca de 130.000 franceses y alemanes.

Uno de los  monumentos más llamativos en la ciudad dedicado a la Batalla de Verdún es el monumento conmemorativo de Rodin. Representa la figura alada de la Victoria incapaz de volar porque ha quedado atrapada entre los restos de un soldado muerto.

Por otro lado, Verdún fue fuertemente fortificada durante siglos. La almenada Porte Chaussée, puerta medieval sobre el río, sigue custodiando la entrada este de la ciudad, y es la más impresionante de las fortificaciones que subsisten.

Aunque dañada por la guerra, la Citadelle de Verdun conserva su torre del siglo XII, única reliquia de la abadía original que Vauban incorporó a su nuevo diseño militar, ahora la Citadelle Souterraine, que representa el papel de Verdún durante la 1ª Guerra Mundial. Las casamata de la ciudadela se convierten en siniestras trincheras y la presentación termina mostrando como fue elegido el Soldado Desconocido para la tumba simbólica bajo el Arco de Triunfo de París.

Dejar respuesta