La abadía de Royaumont, una maravilla gala

 

Cuando uno viaja a París, no solo debe visitar la capital gala pues sus proximidades ofrecen varios sitios inolvidables.  La abadía de Royaumont (Abbaye de Royaumont) se halla a 30 kilómetros de París en la localidad de Asnières-sur-Oisen. Ubicada entre preciosos bosques, destacar como  la primera abadía cisterciense de Ile de France. Elegida por su situación apartada, la sobria obra de mampostería y la sencilleza de sus líneas reflejan las austeras enseñanzas del célebre  San Bernardo.

La abadía de Royaumont fue fundada en 1228 por Luix IX y su madre Blanca de Castilla. San Luis cubrió la abadía de riquezas y la eligió para su sepultura. Durante la Revolución francesa sufrió graves destrozos. Llegó aser usado como molino de algodón, hospital militar, noviciado y orfelinato. Hoy en día, se ha recuperado y alberga un centro cultural, la Fundación Royaumont perteneciente a la familia Goüin la cual compró esta abadía en 1964.

Aún se mantienen los pilares originales así como una esbelta torre angular, que supone un desafío a la gravedad, y el claustro cisterciense más grande de Francia que encierra un elegante jardín clásico bellamente cuidado. Los aposentos monásticos bordean un lado un lado del claustro y sobresalen polr  la sublime capilla abovedada particular de San Luis.

Además, hay que fijarse en el castillo de Royaumont. Fue construido como residencia del abad en vísperas de la Revolución Francesa. Se halla algo apartado del conjunto monumental y se asemeja una villa italiana lo que le otorga un toque muy original.

A lo largo del verano, en la abadía de Royaumont se ofrecen varios conciertos los fines de semana dentro de los numerosos organizados por la Fondation Royaumont como exposiciones, conferencias y mesas redondas.

Estamos ante un sitio  con un encanto especial y con un tremendo toque romántico.El visitante  disfrutará paseando entre sus edificios abaciales, las ruinas de las iglesias, el refrectorio de los monjes y su bello parque surcado por canales.

Foto vía Tumblr.com

Dejar respuesta