Mojácar, una maravilla almeriense

Mojácar es una bella ciudad de la provincia de Almería (Andalucía, España) ubicada  en la comarca del Levante Almeriense y a 90 kilómetros de la capital provincial, Almería.

La costa, con sus magníficas playas, es una franja continua de hoteles, chiringuitos, locales, restaurantes, … En el interior se halla la ciudad de Mójacar, allí encaramada en Sierra Cabrera, lejos del mar. Poblada desde el neolítico, fueron los árabes quienes le dieron su identidad, que aún conserva en las calles estrechas  de encaladas casas que trepan por la ladera a modo de balcones.

La visita a Mójarcar arranca en la Plaza Nueva, convertida en un espléndido mirador de la costa y en la que se alza la ermita de Nuestra Señora de los Dolores, de estilo neoclásico.

Más arriba se alza la iglesia de Santa María, templo fortaleza de una sola bóveda y gruesos arcos, con su interior encalado y de aspecto acogedor pese a su robustez exterior.

Desde aquí, uno se sumerge en las enrevesadas calles que le dan todo su sabor al pueblo: la calle de Enmedio, que sigue el antiguo trazado de la muralla, atestada de tiendas; la calle Jazmín, y la calle de la Estación Vieja.

Por otro lado, uno de los rincones más bellos es la puerta de la Ciudad, un arco de medio punto del siglo XVI que daba entrada antiguamente a la ciudad por la murala y donde se halla escondido entre las buganvillas El Torreón, lugar en el que supuestamente se cree que nació Walt Disney.

Luego, una gran cuesta conduce hasta la plaza de las Flores y de ahí a la calle Arrabal. En lo más alto se conservan los restos del castillo, antigua fortaleza nazarí para vigilar la costa, de la que solamente queda el aljibe; en la actualidad,  es el mejor mirador para contemplar el laberíntico arrabal y las calles enroscadas.

Finalmente, en la salida está la refrescante Fuente Mora, en la que no es raro ver coger agua a los lugareños en grandes garrafas. Su frescura y su sabor calarán en nosotros en los días de calor.

Dejar respuesta