Eslovenia, una joya de los Balcanes

Eslovenia se encuentra en  Europa Central. Limita con Italia al oeste, con el mar Adriático al suroeste, con Croacia al sur y al este, con Hungría al noreste y con Austria al norte. Logró su independencia en 1991 y es miembro de la Unión Europea de 2004.

Eslovenia ha recuperado el turismo que gozaba antes del conflicto en la antigua Yugoslavia. Aparte de una franja de costa, breve pero muy visitada, propone al visitante bosques y prados alpinos, el enclave encantandor de Bled, las grandes grutas de Postojna y los monumentos de Liubliana y Maribor. Además, se trata de un país muy cordial, seguro y moderno.

Paisajes y excursiones:

Los Alpes Julianos ofrecen en verano la posibilidad de escalar picos en torno a los 2.000 metros. El mejor enclave alpino es el Parque Nacional del Triglav y las estaciones que lo rodean, adecuadas para el senderismo y el esquí: Bohinj  y su lago, Kransjkagora, Bovec y, sobre todo, Bled, acurrucado a orillas de un tranquilo lago y una armoniosa zona.

Además, podremos disfrutar de las grutas de Postojna, las mayores de Europa (20 kilómetros de largo), y las de Skocjan, unidas al curso del río Rak; y el Rakov Skocjan, pequeño cañón en sus dos extremos.

Ciudades:

Aparte de su arquitectura, de inspiración barroca y modernista desde su renovación en el siglo XVII, la capital Liubliana, presenta dos grandes centros de interés: su plaza mayor y su mercado central. Además, hay que visitar el castillo, la catedral, varias iglesias (La Anunciación, San Nicolás, Los Caballeros y los Franciscanos) y los ricos museos.

En Maribor, sobresalen la catedral, de estilo románico y barroco, el castillo del siglo XV y los restos de sus fortificaciones. Es la segunda ciudad más turística de Eslovenia.

Costa:  

En la pequeña franja eslovena de la costa adriática se encuentra Koper, conocida por sus vínculos históricos con Venecia. Así, Koper fue embellecida por sus palacios de estilo gótico veneciano y por el Museo del Palacio Tacco.

Por último, hay que disfrutar de la estación balnearia y termal de Portoroz y el puerto pesquero de aires medievales de Piran.

Foto vía Viajes a Europa

Dejar respuesta