La Catedral de Santa Sofía en Kiev

 

La Catedral de Santa Sofía se encuentra en Kiev, la capital de Ucrania, al norte del país. Se trata del monumento más famoso de esta bella ciudad y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990, el primer monumento ucraniano en recibir tal distinción.

El complejo de la catedral destaca como el principal componente del Santuario Nacional “Sofía de Kiev”,  la institución ucraniana encargada de la conservación del complejo catedralicio junto con otros monumentos históricos de la capital. Se trata de una de las Siete Maravillas de Ucrania. Un lugar que se debe visitar y disfrutar si uno viaja a esta antigua república soviética.

El complejo del monasterio es grande y elaborado. Fue construido entre el 1017 y el 1031 en honor al príncipe Yaroslav el Sabio, para conmemorar su victoria sobre la tribu nómada asiática de los pechenegros, pero se ha ido ampliando y renovando a lo largo de los siglos posteriores.

La Catedral fue llamada así en honor a la catedral Santa Sofía de Constantinopla, y está rodeada de otras iglesias dedicadas a santos patrones. El exterior que vemos en la actualidad data de los siglos XVII y XVIII, cuando se hicieron modificaciones barrocas para disimular la estructura original.

La Catedal de Santa Sofía tiene 13 cúpulas doradas en forma de cebolla, cinco naves y cinco ábsides, con galerías de dos niveles en tres lados. Las paredes interiores están cubiertas de frescos y mosaicos de primera categoría, datados del siglo XI, pero entre los que se hallan también obras de los siglos XVII y XVIII.

Los mosaicos de la catedral destacan por sus tonos vivos, hechos con 177 matices distintos de color sobre un fondo dorado. Posiblemente el ejemplo más magnífico es la imagen, de 6 metros de alto, de la Virgen María rezando. Los 21 matices de azul de su vestido evocan las dobleces y la caída del tejido.

Al sur de la catedral se alza lo que era el antiguo refectorio y que ahora es la pequeña iglesia barroca Sofía, la residencia metropolitana, el seminario de la iglesia y el soberbio campanario, de cinco pisos y de color azul y blanco; éste último alcanza los 76 metros de altura y está embellecido con estuco.

Foto vía Diario de un Turista

Dejar respuesta