Xanthos, la antigua capital de Licia

 

Xanthos es una ciudad situada sobre un promontorio rocoso a 8 kilómetros del mar en una zona abrasada por el sol y por la discurre el río Xanthos. Esta localidad turca ofrece a los visitantes una serie de curiosos monumentos funerarios, un teatro bien conservado y un gran basílica.

 Toda una sorpresa si se viaja a Turquía. Tanto que en 1988 Xanthos fue declarado, junto  a su vecina Letoon, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Para comenzar la visita de esta ciudad hay que tomar, cerca de Kinik, una desviación a la izquierda de la carretera costera; tras recorrer un kilómetro, se llega al aparcamiento, situado frente a la zona arqueológica. Cerca de la entrada se puede ver la Puerta de la ciudad, construida entre los años 197 y 190 antes de Cristo por Antíoco III; está situada frente a un arco dedicado al emperador Vespasiano.

Al otro lado de la carretera, a los pies de la colina, se encontraba el Monumento de las Nereidas, una de las obras maestras del arte griego, del que no quedan más que los cimientos. Más adelante, a la izquierda, se hallan ls ruinas del muro poligonal que sostenía la acrópolis. Merece la pena disfrutar de la vista espléndia del valle de Xanthos desde la cima.

Adosado a la acrópolis, se halla el Teatro. Su estructura actual se remonta a la época romana y conserva muy bien la parte inferior de las gradas y el muro de la escena.  A su izquierda, se pueden contemplar dos monumentos funerarios: el conocido como de las Arpías, un monolito de 5.43 metros de altura.

El otro monumento funerario está constituido por una cámara sepulcral rematada por una gruesa cubierta de tres escalones y por un sarcófago licio con tapa en forma de casco de barco. También merece la pena ver lo queda del Agora.

Por último, debemos ver la basílica de tres naves. la muralla de la ciudad y la columna del león.

Foto vía Travel Link Turkey

Dejar respuesta