La nueva capilla de San Benito en los Alpes suizos

Sogn Benedetg

El pueblo de Sogn Benedetg (Suiza), el equivalente a San Benito en la lengua romancae de la región, se encuentra a bastante altura en los Alpes suizos y tiene unas vistas espectaculares del valle que hay debajo.

Su tranquilidad se hizo añicos abruptamente en el año 1984, cuando una tremenda avalancha destruyó la antigua capilla del sgilo XIII que estaba un poco más elevada, al oeste del pueblo.

La nueva capilla de San Benito, ideada por por el arquitecto suizo Peter Zumthor, se terminó en 1988, en un emplazamiento distinto, al norte. Construida en madera en lguar de la tradicional piedra de su predecesora en ruinas, la capilla también es radicalmente innovadora en su forma. Tiene una planta de lágrima que, según cuentan, recuerda a un bote, una hoja o un ojo (al parece el ojo de Dios, que todo lo ve).

Aunque es ínequivocamente moderna, la nueva capilla de San Benito está en profunda armonía tanto con su entorno como las tradiciones espirituales cristianas antiguas. Sus campanas cuelgan de una estructura parecida a una torre de la alta tensión que se alza junto al propio edificio.

Por lo tanto, la capilla no tiene chapitel, pero está diseñada para que no necesite uno: visto desde el pueblo de abajo, todo el edificio parece una torre cilíndrica que conecta el cielo y la tierra.

El techo está inclinado hacia el extremo del altar, lo que hace que la congregación mire hacia el cielo de forma natural, al igual que el anillo ininterrumpido de ventanas en la capilla, colocado en lo alto, como un triforio tradicional.

A primera vista, el interior, con su imponente techo de vigas parecido a un bote al que le hubieran dado la vuelta, puede que no se parezca a una nave de iglesia convencional. Pero la palabra “nave” significa “barco”, literalmente, lo que indica que el espacio es un “navío de almas”.

Esta capilla es un lugar de seguridad y un refugio ante los tormentosos mares de la vida, donde la gente se puede reunir para adorar y rezar, o simplemente en busca de paz y contemplación.

Foto vía Swiss Info

Dejar respuesta