El Jungfrau, la belleza de los Alpes suizos

El Jungfrau es el pico más alto del macizo Jungfrau, en la región Bernese Oberland de los Alpes suizos, junto a Grindelwald. Con una altura de 4.158 metros, está rodeado de otros dos picos destacados, el Eiger y el Mönch.

La cima fue coronada por primera vez por los hermanos Meyer de Aarau en 1811, pero actualmente llegar hasta ella resulta mucho más sencillo gracias al ferrocarrill cremallera que asciende por la montaña hasta la estación de Junfraujoch, que a 3.454 metros de altura es la más alta de Europa.

La primera etapa del ascenso a la cumbre es el ferrocarril Wengernalp (WAB), un ferrocarril cremalera que abrió en 1893 te lleva hasta Lauterbrunnen, a 784 metros, desde donde hay que cambiar a un tren en dirección a la estación de Kleine Scheidegg, a una altura de 2.029 metros.

Desde aquí se pueden ver el Mönch, el Eigerwand y el Jungfrau, y tomar el tren cremallera más alto de Europa, el Jungfraubahn. Aproximadamente 6,4 kilómetros de sus 9,6 kilómetros de recorrido se realizan por un túnel excavado en la montaña. Hay dos paradas breves (en Eigerwand, a 2.380 metros, y en Eismeer, a 3.110 metros) desde donde se puede ver un mar de hielo a través de una especie de ventanas en la roca. Al salir de nuevo a la cegadora luz del sol se llega a la estación de Jungfraujoch.

Además, se pueden realizar muchas actividades. Así, hay un ascensor que lleva al famoso Palacio de Hielo, una serie de cuevas excavadas en la parte menos móvil del glaciar de la montaña. Construido a 19 metros bajo la superficie del glaciar en 1934 por un guía suizo y ampliado por otros artistas, se trata de un museo de hielo salido de un cuento de hadas y lleno de réplicas a tamaño natural de cualquier cosa que puedas imaginar.

De vuelta a la estación, se puede tomar otro ascensor por el túnel Esfinge hasta el mirador de las Terrazas Esfinge, a una altura de 3.550 metros. Situado entre los picos Mönch y Jungfrau, desde él podrá ver el Glaciar Alestch, un río de hielo de 23 kilómetros, el más largo de Europa, en el que el hielo se funde lentamente en el alto Ródano antes de llegar al lago Ginebra, para más tarde proseguir su camino hacia el Mediterráneo.

Foto vía Wikipedia

Dejar respuesta