Kiruna, un destino cautivador

Kiruna pertenece a la provincia de Lapland y es la ciudad más septentrional de Suecia. Tiene un modernísimo aspecto pues se creó en 1900, sobre un enclave lapón, para explorar los ríquisimos yacimientos de hierro de la zona, de los cuales se extraen unos 20 millones de toneladas actuales.

Su clima es duro ya que al estar a 149 kilómetros del Círculo Polar Artico, se halla cubierta de nieve de octubre a mayo. El fenómenoe del “sol de medianoche” se ve desde el 31 de mayo hasta el 18 de julio. El término municipal de Kiruna es el segundo mayor del mundo, con unos 20.000 kilómetros cuadrados,  y en él viven más de 30.000 habitantes , que hablan sueco, finés y lapón.

Kykran, su iglesia, situada en el centro de la ciudad, es un edificio de madera grande y curioso. Fue construido en 1912 con forma de tienda lapona siguiendo un proyecto de Gustaf Wickmann. La portada y su interior están adornados con unas bellas estatuas creadas por Christian Eriksson. La torre de la iglesia data de 1907.

En el parque, hay un monumento dedicado a Hjalmar Lundbolhm quien fue el fundador de la ciudad y uno de los pioneros en la explotació minera de la zona. También merece la pena ver la casa parroquial de madera que hizco Wickmann en 1913.

Asimismo, sobresale el moderno y monumental Ayuntamiento, el Stadhuset, proyectado por Artur Von Schmalensee en 1963. Cuenta con una torre, un carillón de 23 campanas que toca arias compuestas expresamente popara éste por W.W. Glaser. En el interior , hay algunas salas revestidas de madera, tapices y esculturas.

Por otro lado, hay que acudir a la Kirunavaara, un colonia situada al sure de la ciudad y riquísima en magnetita. Su nombre quiere decir literalamente la gran mina. Se conoce desde finales del siglo XVIII y al principio medía 749 metros de altura. Hoy en día, dos carriles la suben para explotarla a cielo abierto y en su interior devana una red de carriles de vía estrecha de unos 73 kilómetros.

Dejar respuesta