El Estocolmo neoclásico

Estocolmo es una bella ciudad de Suecia. Cuando uno viaja a Estocolmo, debe disfrutar con una ciudad moderna que al mismo tiempo respeta y potencia su cultura, su historia y sus monumentos.  Un paseo por la ciudad neoclásica y aristocrática de la Opera, del Gran Hotel, el Museo Nacional o la isa de Skppsholmen muestra todo el esplendor de la Edad de Oro de Estocolmo.

1º. Puente Norrbro:

La Ciudad Vieja se une con tierra firme, al norte, por varios puentes, uno de ellos el Norrbro, conduce a la plaza de Gustavo Adolfo, en la que se encuentra el Museo de Historia Mediterránea.

2º. Gran Hotel:

Es uno de los grandes edificios neoclásicos de la ciudad, elegante y tradicional. En él se dan cita cada año los ganadores de los famosos y reputados Premios Nobel.

3º. La Opera Real:

Es el gran edifico de esta plaza, de estilo barroco, construido en 1893, sobre otro edificio que había sido fundado a finales del siglo XVII por el rey Gustavo II. La ópera sueca cuenta con una prestigiosa tradición y se ofrecen unas 400 representaciones por temporada.

4º. Parque de Carlos XII:

Cerca de la Opera, este pequeño parque está presidido por la estatua de Carlos XII, símbolo del ultranacionalismo sueco. Se une al de Kungsträdsgarden, a cuyo alrededor están los cafés y restaurantes de moda.

5º. Museo Nacional:

Es uno de los museos más antiguos del mundo, abierto al público en 1794 en lo que primitivamente era un ala del Palacio Real. Ahora está situado en un edificio renacentista italiano. Alberga una magnífica colección de pintura con Rubens y Rembrandt a la cabeza.

6º. Isla de Skeppsholmen:

Desde el Museo, un viejo puente de hierro cruza a la isla donde se encontraban los antiguos astilleros de la marina sueca. Hoy se puede visitar la fragata Chapman, anclada y transformada en cafetería y en albergue juvenil. En la isla, también se encuentran los museos de Arte Moderno, de Arquitectura y el de Antigüedades de Asia Oriental.

7º. Djurgardens:

Desde el muelle, junto al Gran Hotel, parten los barcos que llevan a la isla de Djurdadens, un antiguo parque de caza real, con senderos, estatuas, césped y árboles que se ha convertido en el sitio ideal para las familias. Allí se hallan el Zoo, el Parque de Atracciones y varios museos como el Vasa o el Skansen.

Foto vía Sobre Suecia

Dejar respuesta