El arte y la cultura, atractivos turísticos del 2013 en Serbia

La República de Serbia es un país europeo  constituido en Estado social y democrático de Derecho y cuya forma de gobierno es la República parlamentaria. Ubicada en la Península balcánica, en el sureste del continente europeo  limita con Hungría al norte; con Rumania y Bulgaria al este; con Macedonia y Albania al sur; y con Bosnia y Herzegovina, Croacia y Montenegro al oeste.

Par el 2013, la Oficinal Nacional de Turismo de Serbia basarán su promoción turística en el arte y la cultura.  La oferta turística serbia abarca su patrimonio milenario, extremadamente rico debido a la  influencia de  las diversas civilizaciones que han pasado por estas tierras a lo largo de los siglos.

El arte religioso es uno de sus puntos fundamentales. En este punto, destacan  los monasterios ortodoxos, la mayor parte de de ellos fundados entre el siglo XII y principios del siglo XX, y muchos de los cuales están reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por ejemplo, destaca el monasterio de Studenica, cerca de Belgrado, que alberga bonitos  frescos de arte bizantino.

Otra de las manifestaciones culturales más famosas del país balcánico  son los festivales que se celebran a lo largo y lo ancho de todo el territorio serbio, dedicados tanto a la cultura tradicional como a las tendencias más modernas.

Entre los festivales más populares se halla el Exit Fest de Novi Sad, desingado por la agencia de noticias CNN en el año 2011 como uno de los diez mejores festivales musicales del planeta. Desde su puesta en marcha,  ha crecido forma tremenda  año a año, con invitados de la catgoría de Morrissey, Franz Ferdinand o Paul Weller y más de 150.000 asistentes en las últimas citas.

Otro evento sobresaliente es  es el certamen cinematográfico Kustendorf, organizado por Emir Kusturica en las montañas Mokra Gora. Ello demuestra el aporte cultural del turismo serbio.

Por lo tanto, si viajas a Serbia en el 2013 debes valorar debidamente su arte y su cultura. Un lugar que merece la pena conocer y disfrutar.

Foto vía NUS

Dejar respuesta