El Museo Pushkin de Moscú celebra su centenario

El Museo Pushkin (su nombre oficial, Museo Estatal de Arte Figurativo) es el segundo gran museo de Rusia dedicado al arte europeo, solamente superado por el Hermitage de San Petersburgo. Se ubica en la calle Volkhonkam, 12, en Moscú, capital rusa.

El Museo Pushkin cuenta con más de 560.000 piezas. Alberga momias egipcias, cerámicas y esculturas griegas, además pintura europea, tanto antigua como impresionista y posterior. No obstante, la fama de este museo viene por su colección de pintura francesa de finales del siglo XIX. Por otro lado, nn las colecciones arqueológicas, sobresale el llamado Tesoro de Príamo, que el Ejército Rojo se llevó de Berlín durante la II Guerra Mundial.

Asimismo,  las colecciones de pintura de este museo incluyen  una Sagrada Familia de Bronzino, La vieja coqueta de Bernardo Strozzi, un Autorretrato de Elisabetta Sirani y varias obras de Rembrandt. También hay cuadros de  Pietro Perugino, Jan Gossaert, Murillo, Simon Vouet, Bernardo Strozzi, Boucher y Corot. Finalmente, el repertorio impresionista y de fin del siglo XIX es magnífico, con numerosas obras de Renoir, Degas, Van Gogh y Gauguin.

A lo largo del 2012, este museo moscovita está conmemorando su centenario con una exposición de obras maestras cedidas para la ocasión por los principales museos del mundo. La muestra denominada “Museo Imaginado”  incluye obras provenientes de 27 colecciones estatales y privadas. 

 Además, todos los departamentos del museo aportaron sus datos para la publicación de un libro que narra su historia y muestra sus riquezas, entre ellas, obras que eran desconocidas para el público.

Por otro lado, esta  pinacoteca rusa, que posee varias obras incautadas tanto de los coleccionistas particulares en la Rusia zarista como de los nazis alemanes durante la Segunda Guerra Mundial,  pretender completar su renovación con un plan arquitectónico que todavía está siendo discutido con el Ayuntamiento de Moscú.

El futuro  complejo comprenderá  12 edificios, entre ellos mansiones de los siglos XVIII y XIX y modernos conjuntos arquitectónicos. Al contemplar la maqueta del proyecto cuesta hacerse una idea de las vueltas del destino que ha experimentado el Pushkin en su centenaria vida.

Por lo tanto, si viajas a Moscú en los próximos meses no debes olvidarte de visitar este museo que está celebrando su centenario hasta el final del presente año.

Foto vía Ser Turista

Dejar respuesta