Sighisoara, la perla de Transilvania

Sighisoara se encuentra en la región de Transilvania, en la zona centro de Rumania, en el valle del río Tarnava Mare. Es famosa por su ciudadela medieval que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además, Sighisoara es el lugar de nacimiento de Vlad El Empalador, el personaje en que se inspiró el escritor Bram Stoker para su Conde Drácula.

Para llegar a Sighisoara se puede optar por la carretera o el tren desde la capital de Rumania, Bucarest. Esta localidad merece totalmente el apodo con la que se conoce: “La perla de Transilvania”. Quien la visita, sale encantado.

Sighisoara fue una antigua fortaleza romana fue fundada por artesanos y comerciantes, conocidos como los sajones de Transilvania, en el siglo XII. Luego, fue la ciudad natal de Vlad el Emperador, héroe nacional de Transilvania. Hoy en día, su casa es un restaurante.

A la ciudadela medieval se accede por la Torre del Reloj, una de las nueve torres que quedan de las 14 que existían. Fue construida en 1360 y en 1604 ,  coronada con un reloj de madera. Las torres de Sighisoara fueron construidas por los gremios de los artesanos entre los siglos XIV y XVI, y cada una de ellas se llama como su ramo, como torre Herreros, torres Sastres o torres Zapateros.

Por otro lado, las calles y casas de la ciudadela, que siguen habitadas, se encuentran maravillosamente conservadas. Las callejuelas estrechas y adoquinadas serpentean entre pequeñas casas de artesanos y caseríos de los mercaderes acomodados, pintadas de rosa, verde o amarillo ocre.

En el extremo sur de la ciudadela está la iglesia gótica Bergkirche, con un interior precioso que incluye restos de frescos del siglo XV. Además, hay que visitar la Casa Veneciana y su enorme cementerio así como acudir al Festival de Arte y Teatro.

Foto vía Escapadas Europa

Dejar respuesta