El lugar donde fue ejecutado Ceausescu se convierte en un hito turístico de Rumania

El  antiguo cuartel militar,  ubicado en  Târgoviște, en el condado de Damabovita y junto a la orilla derecha del río Ialomita  (Rumania), en donde fueron juzgados y ejecutados Nicolae Ceausescu y su mujer, Elena, acaba de ser transformado en un museo.

En este lugar,  una pared aparece agujereada por las balas que provocaron la muerte a Nicolae Ceausescu y su esposa el 25 de diciembre de 1989. Cuando era llevado al patíbulo, Ceaușescu gritó: “¡Viva la República Socialista de Rumania! ¡La Historia me vengará!”. Además, falleció cantando La Internacional.

Este lugar se ha erigido en una nueva atracción turística en Rumanía. Todavía reciente la apertura al público la casa en donde vio la luz, le llega al turno al lugar donde fue fusilado, en un patio del antiguo cuartel militar de Targoviste, situado  a unos 85 kilómetros al noroeste de Bucarest, la capital rumana.

Se puede contemplar  la sala en donde el matrimonio Ceausescu pasó su última revisión médica. Además, hay muebles y utensilios de aquella época como  un teléfono, un televisor y varuas figuras de decoración que casi todas las familias rumanas conservaban en sus hogares.

Los visitantes pueden ver la pared que conserva los agujeros de los balazos con los que perdieron la vida el dictador y su esposa. A este espacio se llega después de  un interesante recorrido de unos 25 minutos.

Este edificio fue una escuela del arma de caballería hasta el año 1947, cuando pasó a ser un centro militar. En el primer mes de apertura, ete lugar ya ha recibido a más de 1.000 turistas, quienes han comprobado cómo fueron las últimas horas de vida del Conducator, como así se conocía al político comunista rumano, y su esposa.

El matrimonio Ceausescu fue condenado a muerte después de un juicio sumarísimo que no llegó a dos horas ante un tribunal, y fueron ejecutados a continuación en el patio del recinto militar.

Foto vía Filmandmemoril

Dejar respuesta