Praga se vuelca con el 90 aniversario de la muerte de Franz Kakfa

Kafka praga

Franz Kafka, el autor de “El castillo”, “El proceso” o “La transformación” (la mal dicha metamorfosis) es uno de los iconos de Praga, la ciudad donde nación en 1883. Así, el rostro de Kafka aparece  en placas y monumentos y es reclamo turístico y para las tiendas de souvenirs.

Además, Praga ha decidido conmemorar  el 90 aniversario de su muerte. La fecha –3 de junio de 1924– está siendo aprovechado por Praga para homenajear  al escritor a través de exposiciones, reinterpretaciones de sus escritos y conciertos.

En primer lugar, el teatro Svandovo ha puesto en amrcha una adaptación de “La transformación” donde el relato se desarrolla entre las butacas y el escenario, y que pretende sondear las relaciones familiares del público.

Por otro lado, la banda de rock Kafka Band interpretará en el Teatro Archa la banda sonora compuesta para “El proceso”, una novela inacabada de la que se ha hecho una adaptación para cómics. Admeás, estos cómics se pueden contemplar en el Ayuntamiento de la Plaza Vieja, dentro de una exposición titulada “El proceso, original y metamorfosis”, en la que se exhibirá el manuscrito original de la obra.

La marca Kafka es un hito turístico y ha dado alas a un museo monográfico situado en la Isla de Kampa. Asimismo, su tumba se puede visitar en e  panteón del cementerio judío de Vinohrady.

Los sucesos de  la vida de Kafka  más demandados por los turistas que llegan a Praga. Esta ciudad fue el marco literario del autor, y sobre ella dejó constancia minuciosa, si bien sin nombrarla apenas. Se nota  cuando se leen pasajes de “El proceso” y se visitan los juzgados del Distrito I, en la plaza de la Fruta.

Asimismo, su nacimiento en la periferia del barrio judío, colindante con la plaza Vieja, en una plazoleta que lleva su nombre, su asistencia a la escuela secundaria en el Palacio de los Kinski o su actividad como actuario de seguros en un edificio de la calle Na Porici, forman parte de la ruta por la Praga de Kafka.

Foto vía Diario del Viajero 

Dejar respuesta