La iglesia de peregrinación de San Juan de Nepomuceno

Iglesia-de-San-Juan-de-Nepomuceno

La iglesia de peregrinación de San Juan de Nepomuceno se encuentra en Zelená Hora en la término municipal de Žďár nad Sázavou, cerca de la frontera entre Bohemia y Moravia (República Checa). Se trata de  la obra maestra de Jan Santini Aichel, un reputado arquitecto cuyos mayores trabajos conforman  una amalgama curiosa de los estilos barrocos y góticos.

Durante siglos, la peregrinación hasta la iglesia de San Juan de Nepomuceno ha ayudado a los católicos de Europa del este a acercarse a Dios. Es un lugar espiritual y de peregrinación que sigue cautivando hoy en día.

En el siglo XIV, San Juan fue arrollado desde el puente de Carlos de Praga al turbulento río que fluye debajo. Cuando encontraron su cuerpo ahogado, arrastrado hasta la orilla por la corriente, una visión de una corona con cinco estrellas apareción en el aire por encima de él. Durante 400 años, su lengua se conservó milagrosamente como una reliquia macabra. El Papa declaró que era la prueba incorruptible de la santidad de Juan; y empezaron a construir la iglesia en Zeléna Hora o “Monte Verde”.

Construido en la ladera del monte, un largo tramo de escaleras lleva hasta una de las iglesias más magníficas y originales de Europa. La luz del solo estira los titilantse sombras de los árboles hasta los centelleantes muros blancos del cementerio. El zigzag de los muros que rodean la iglesia forma un decágono; equidistantes a lo largo del muro hay diez torres con un tejado rojo.

Encima de cada una de las cinco puertas de entrada hay una estrella dorada, y dentro de los muros se alza una iglesia en forma de estrella y que tiene cinco altares; el mayor con cinco estrellas y cinco ángeles. El arquitecto de Praga, Jan Santini, construyó la iglesia y el número cinco una  y otra vez en la disposición y en las proporciones de su estructura, haciéndose eco de la visión que apareció encima del cuerpo sin vida de San Juan.

Foto vía La Vanguardia

Dejar respuesta