Sintra, una joya lusa

Sintra se encuentra en la ladera norte de las colinas boscosas de la Serra de Sintra, a 30 kilómetros al noroeste de Lisboa, capital de Portugal, y sólo 12 kilómetros del mar. Esta ciudad lusa fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en  1995. Sintra es famosa por los diversos tipos de arquitectura de época muy distintas que se pueden observar cuando uno pasea por sus calles.

En el centro del pueblo está el Palacio Nacional de Pena, dominado por dos grandes torres. El palacio, rodeado por un hermoso jardín, fur reconstruido en 1839 y es uno de los ejemplos más notables de arquitectura real del país. Un lugar que hay que visitar y disfrutar plenamente.

El viejo monasterio jerónimo que se añadió y amplió a lo largo de los siglos con elementos arquitectónicos moriscos, góticos, manuelinos y renacentistas, se ajustaba al gusto por lo romántico del rey consorte Fernando Saxe-Coburg Gotha. Este hizo qu el extraordinario edificio de inspiración bávara fuese construido alrededor de las ruinas para utilizarlo como palacio de verano de la familia real.

Muchos de los patios y salas contienen preciosos azulejos y ladrillos esmaltados pintados a mano de los siglos XV y XVI. La capilla y el claustro son parte del monasterio original, el resto es una encantadora tierra de fantasía con torreones y almenas color pastel, con elementos añadidos de arquitectura gótica, manuelina y renacentista.

Por último, el parque ajardinado está bellamente diseñado y contiene una cruz del siglo XVI que marca el punto más alto de la Serra de Sintra, además de ofrecer unas magníficas vistas panorámicas. Por lo tanto, el Palacio Nacional de Pena es un excepcional ejemplo de la arquitectura romántica de Europa durante el siglo XIX.

Asimismo, en Sintra hay que ver el Castelo dos Mouros, el monasterio capuchino, el palacio Queluz, el Monumento ao Bombeiro, el palacio de Seteais y el Palacio de Monserrate. Finalmente, merece la pena visitar la cercana Quinta da Regaliera, una impresionante villa construida a principios del siglo XII.

Foto vía Living Viajes

Dejar respuesta