La Costa da Caparica, una joya portuguesa

La Costa da Caparica es una larga franja de arena que bordea la península de Setúbal (Portugal) y, a la vez una pequeña ciudad que vive del turismo y la pesca. Resulta muy interesante sobre todo por su preciosas plays, el surf y su bello acantilado. Un lugar ideal para planear unas vacaciones de verano. Además, está muy bien situado pues se encuentra a poco más de 40 minutos en coche desde Lisboa.

La costa forma una inmensa playa, accesible a pie desde el centro de la ciudad; con el día despejado se divisa la capital de Portugal, la serra de Sintra, Cascais y la Costa Azul. Es una zona muy visitada por los lisboetas durante los fines de semana y en verano.

Las diferentes playas se suceden más allá de Fonte da Telha. Para llegar hasta allí, se puede coger un tren y bajad lo más posible; la terminal se encuentra ubicada en la estación número 20, Fonte da Telha.

Es el espacio escogido por los nudistas, al igual que las playas de Bela Vista y Dezanove; ésta última también es muy frecuentada por gays en busca de sol y aventuras. Después, la costa vuelve a ser salvaje.

Cada playa tiene su chiringuito o su bar-restaurante. Uno de los que están de moda es el Waikiki (praia de Sereia 15). Toda la juventud de la avenida de 24 de Julho se da cita allí; los fines de semana hay pista de baile. El último tren (casi siempre abarrotado) sale a las 19.30 horas, así que los noctámbulos tendrán que llamar un taxi para regresar.

Por otro lado, para el surf, bodyboard, windsufr y kitesurf son mejores las playa que se encuentran ubicadas al norte de la ciudad, a partir de la playa Palmeiras Parque.

Además, resulta interesante presenciar la subasta de pescado al final del día, cuando los pescadores regresan a la costa: entre las playas de Bexiga y Nova Praiao en Fonte da Telha. Por último, hay que ver la cima del acantilado fosilizado que bordea la costa.

Foto vía Praias de Portugal

Dejar respuesta