El Barrio de Alfama, un icono de Lisboa

barrio de alfma

Lisboa, capital de Portugal, tiene varios lugares inolvidables. Uno de de ellos es el barrio de Alfama. Es barrio es  fascinante a cualquier hora, no obstante es al anochecer cuando el barrio se anima y los vecinos salen a charlar a la puerta de sus casas o acuden a las tabernas. Además, una nueva generación de jóvenes residentes se han instalado en el barrio, abriendo pequeñas tiendas y bares.

Como todo son cuestas y escalinatas, recomiendo iniciar el recorrido en el punto más alto para ir bajando desde allí. Así poco a poco se penetra  en el laberinto de retorcidos callejones pintorescos e iglesias en estado de ruina, o terrazas sombreadas con vistas panorámicas como el Miradouro de Santa Luzia.

Desde esta terraza cubierta de buganvillas se ven los tejados rojos de Alfama descendiendo hasta el río Tajo. Destaca por ser un sitio magnífico para descansar después de  haber paseado por las empinadas calles del barrio. Otro mirador notable está en Largo das Portas do Sol; el mirador se ubica en el tejado en la parte oriental de la iglesia de Santa Luzia.

A renglón seguido, se puede ir  al Beco dos Cruzes. Como casi todos los callejones (becos) que serpentean Alfama, resulta  una calle muy empinada y cubierta de adoquines. Con frecuencia, los vecinos adornan sus casas con la colada.

Asimismo, en el laberinto de callejuelas existen muchos restaurantes populares con apacibles terrazas. Por ejemplo, Lautasco, en Beco do Azinhal, ofrece notables especialidades de la cocina lusa.

También se puede ir al Museu de Artes Decorativas. El banquero Ricardo do Espírito Santo Sivla ordenó habilitar como museo el Palacio Azurara (siglo XVII) para acoger una completa colección de muebles y artes decorativas (siglos XVII-XVIII).

También sobresale la iglesia de Nossa Senhora dos Remédios la cual fue reconstruida tras el terremoto de 1755. Este pórtico manuelino es todo lo que queda del edificio primitivo.

Finalmente en la Rua de Sao Pedro se organiza todas las mañanas un mercado al aire libre, donde las varinas venden el pescado ala día. El peixe espada es una de las variedades más populares.

Foto vía La Comunidad El País

Dejar respuesta