Ketrzyn, la “guarida del lobo”

Ketrzyn es un encantadora localidad del nordoeste de Polonia que se  encuentra en el Voivodato de Varmia y Masuria y es  la capital del condado de Ketrzyn. Ketrzyn está dominado por un interesante castillo del siglo XIV, en el que se halla un notable museo regional.

Sin embargo, el principal motivo por el que muchos visitantes acuden aquí es la “Wolfschanz”, el cuartel general militar de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. La conocida como “guarida del lobo” está situada en un bosque al este de la ciudad, y lo que queda de ella (después de que los alemanes la hicieran estallar al retirarse en 1945) es de gran importancia histórica y una destacada atracción turística que merece la pena ver.

Fue aquí, el 20 de julio de 1944, donde un grupo de oficiales de alto rango alemanes encabezado por el barón Claus Von Stauffenberg intentaron matar a Hitler. Al legar para una reunión militar, Von Stauffenberg colocó su maletín, que contenía una bomba, cerca de la silla del fúhrer, y después dejó la sala para atender una llamada que había concertado y así evitar que explotase la bomba mientras él estaba dentro.

La explosiión mató a dos miembros del personal de Hitler e hirió de gravedad a otros, pero el Führer, quién llegó tarde a la reunion, apenas sufiró heridas leves sin importancia. Los conspiradores fueron ahorcados en unos ganchos de carnicero, y miles de sospechosos de estar implicados en la trama también fueron ejecutados por las autoridades nazis.

Las ruinas de la “Wolfsschanze” , con muros de hormigón de 2 a 3 metros de grosos, interminables pasillos fortificados subterráneos, salas de reuniones y alojamientos, dan testimonio de la paronoia de Adolf Hitler, y producen una profunda impresión, especialmente por el contrast que ofrecen con el bosque virgen y las praderas cubiertas de flores silvetres y que la rodean.

En definitiva, si viajas por el nordeste de Polonia no olvides en visitar un lugar cargado de mucha historia. Cuando lo visitas, sientes que allí se jugó el futuro del mundo.

Foto vía Fotothing

Dejar respuesta