El monumento del campo de batalla de Grunwald

Al sudoste de Olstzyn, en el nordeste de Polonia, se alza el monumento del campo de batalla de Grunwald, en una zona de suaves praderas ondulantes. Este monumento, inaugurado en 1960, conmemora la victoria del Reino de Polonia, Gran Ducado de Lituania y sus aliados sobre el Estado Monacal de los  Caballeros Teutónicos el 15 de julio de 1410. Se trata de la batalla más grande de la Europa medieval.

La mejor época para visitar este lugar va de mayo a septiembre debido al clima. Se puede llegar fácilmente por tren o carretera Olsztyn, y desde allí a escasa distancia se encuentra este monumento que recuerda un hito de la historia polaca.

La victoria de Grunwald es considerada generalmente un punto de inflexión en la historia de Polonia, y el campo de batalla y el pequeño museo sobre ella son muy visitados cada año. Desde lo alto de la colina, bajo el monumento y en el mismo lugar en el que estuvo el rey, uno puede imaginar aquel choque de civilizaciones, y mirando hacia las praderas y bosques que hay bajo ella se tiene una sensación un tanto inquietante.

Las fuerzas polacas, que sumaban casi 40.00 hombres, contaron con la ayuda de Rusia, Checoslovaquia y Lituania, además de los tártaros. Los caballeros teutónicos era básicamente alemanes, pero tenían la ayuda de mercenarios de toda Europa occidental, apoyados por infantería y cañones.

La batalla se ganó gracias a las estratagemas y al ingenio del rey polaco, que llevaba luchando contra los tártaros, turcos y cosacos desde que era un niño. Para él, las hileras de nobles caballeros en pesadas armaduras avanzando a la batalla era como ganado de camino al matadero. Estos demostraron no ser rival para los menos armados, pero muchos más ágiles caballeros polacos, lituanos y tártaros.

Después de diez horas de carnicería, la mitad de los 27.000 caballeros teutónicos habían muerto o habían sido capturados y el resto se había dado a la fuga. En la 1ª Guerra Mundia, en este mismo lugar, los alemanes se vengaron y derrotaron a los rusos en la batalla de Tannenberg.

Foto vía Znajomi Blog

Dejar respuesta