El Castillo de Malbork

El Castillo de Malbork es la antigua sede del gran maestro de los caballeros teutónicos. Se encuentra en Malbork  junto al río Nogat, un ramal del río Vistula, a unos 50 kilómetros de Gdansk y a 250 de Varsovia, en el norte de Polonia. Ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Castillo de Malbork es un ejemplo clásico de fortaleza medieval gótica, uno de los mejores de su estilo en toda Europa, y el castillo de ladrillo más grande del mundo. Junto con su sistema de murallas defensivas con puertas y torres, cubre más de 32 hectáreas. Para visitarlo hay que pagar una entrada; asimismo, cuenta con dos tiendas y un restaurante.

El Castillo de Malbork fue construido en 1276 y en 1309 se convirtió en la sede del gran maestro de los caballeros teutónicos que vivían sus mejores años. Durante siglos, el castillo se mantuvo inmaculado hasta que durante la Segunda Guerra Mundial fue gravemente dañado. En esta contienda bélica, el Castillo de Malbork fue un campamento de prisioneros de guerra. Luego, fue perfectamente restaurado conservando su aspecto original.

El castillo está dividido en tres partes principales: la parte antigua es el castillo alto de forma rectangular, con un patio con arcadas en el que se encuentra un refectorio, una sala capitular, el tesoro y el capillla de Santa María. En el siglo XIV, el viejo castillo principal se convirtió en el castillo medio, el gran refrectorio, el salón de los caballeros y el palacio del gran maestro. El castillo bajo contenía la armería y la iglesia de San Lorenzo.

En el interior del Castillo de Malbork se realizan varias exposiciones, como una exposición permanente sobre la historia del castillo, junto con colecciones de escultura medieval, vitrales, monedas y medallas, armamento, hierro fundido, cerámica, tapices y una colección de objetos de ámbar de valor incalculable. Además, durante el verano, se realizan bellos espectáculos de luces y sonido en los patios del castillo.

Foto vía Viajes de Europa

Dejar respuesta