Campo de concentración de Auschwitz

Hay lugares en el mundo que hay que visitar para no olvidar la historia de la humanidad. Uno de ellos es el campo de concentración de Auschwitz. No resulta apto para estómagos sensibles. El inexplicable horror de la visión de miles y miles de juguetes, zapatos, gafas y mechones de pelo humano, apilados en montones ordenados, causa una impresión que nunca te abandonará. Será una experiencia para toda la vida.

Auschwitz I, con su campo hermano de Auschwitz II-Bikernau, fue el campo de concentración nazi más grande y horrendo que funcionó durante la nefasta Segunda Guerra Mundial. Se encuentra a unos 60 kilómetros de Cracovia, en el emplazamiento de unos barracones del ejército polaco a las afueras del pueblo de Oswiecim.

En un principio, se pretendía que albergara exclusivamente presos políticos polacos, pero se acabó convirtiendo en una enorme y horrenda factoría de muerte. Se calcula que los nazis exterminaron entre 1,5 a 2 millones de personas, de los que cerca del 90% era judíos.

Sobre la puerta del camo se lee la escalofriante leyenfda arbeit match frei que se traduce como “el trabajo os hará libres”. Las autoridades nazis del campo intentaron destruir las pruebas del genocidio antes de escapar ante el avance de las tropas soviéticas, pero no lo consiguieron y unos 30 bloques de prisioneros siguen en pie, algunos de los cuales albergan parte del museo estatal de Asuchwitz-Bikernau.

En la oficina de información, se exhibe un crudo documental de 15 minutos sobre la liberación del campo en 1945. En Auschwitz-Bikernau, a sólo 3 kilómetros de distancia, fue donde se realizó la mayor parte del exterminio. En su momento de mayor actividad podía contener a más de 200.00 personas a la vez. Contaba con 300 barracones de prisioneros, cinco grandes cámaras de gas (una de las cuales fue construida para contener a 2.000 personas) y un crematorio. Las ruina son tan inquietantes como realmente conmovedoras.

En definitiva, un sitio donde uno no disfruta, pero que debe conocer para no olvidar el pasado reciente de la humanidad. Auschwitz quedará grabado en tu retina durante toda tu vida.

Foto vía Viajes Pasión

Dejar respuesta