12703-all-very-traditional

Gouda se encuentra a 60 kilómetros al sur de Amsterdam (Países Bajos) y 25 kilómetros al norte de Rotterdam. Se puede llegar en tren, autobús y coche con facilidad pues está muy bien comunicada. La población tiene nombre de queso, aunque pudiera ser lo contrario, que el queso lo hubiera heredado de la población.

Aparte de los placeres del queso, hay que descubrir los magníficos vitrales de la iglesia de San Juan y el coquetón ayuntamiento planificado en medio del Markt. Además, Gouda debe su prosperidad debido a la velas, las pipas y los stroopwafels, unas galletas bañadas en jarabe de melaz.

La iglesia de San Juan con 123 metros de longitud es la más garnde del país. Hay que visitarla por el esplendor de sus vitrales, los más antiguos de los cuales se remontan al siglo XVI, antes de la Reforma. La entrad cuesta 2.75 euros, si bien hay decuentos.

También llama la atención el Ayuntamiento. Data de 1450 y alza orgulloso su siluetac en mitad del Markt. Durante la visita guida puede verse el gabinete del burgomaeste, la sala de los matrimonios, con los tapices de los Gobelinos y la sala del consejo.

Por otro lado, destacan dos museos. En primer lugar, el Museo del Moro que alberga una bonita colección que resume la historia farmacia. Luego, se puede visitar el Museo Municipal  del Hospital de Santa Caterina que acoge el museo de la ciudad con las habituales pinturas de guardias civícas tan propias de la pintura holandesa.

Además, os recomiendo un paseo a lo largo de  los canales de Gouda. Desde la calle Wijdastarrat, se sigue el canal por la orilla Lagae Gouwe se cruza y se vuelve atrás por Hoge Gouwe. Se continua a lo largo de Westhaven antes de volver por Oosthaven, la orilla opuesta, hacia la iglesia y el markt. Se disfrutará con la arquitectura típic, los museos y ls tinedas.

Dejar respuesta