El museo Van Gogh

Van Gogh fue un artista tan prolífico que llegó a creara 864 pinturas y casi 1.200 dibujos y grabados en sus diez años de carrera. El museo alberga la mayor colección del mundo de la obra de Van Gogh, consistente en 200 pinturas, 437 dibujos y 31 grabados, incluyendo los famosos Los girasoles, El huerto blanco y La casa amarilla de Arlés, así como varios autorretratos. Si uno va a Amsterdam debe visita este sensacional museo.

También se pueden encontrar otras obras de artistas decimonónicos de renombre, entre los cuales están Paul Gauguin, Henri de Toulouse-Lautrec, León Lhermitte y Jean François Millet. Las nuevas adquisiciones que ha hecho el muse incluyen el Retrato de Guus Preitinger, de Kees van Dongen y dos pinturas del período holandés de Monet.

Visitar el museo Van Gogh es una experiencia única. El museo consta de dos edificios: la estructura principal, diseñada por Gerrit Rietveld, inaugurada en 1973, y el ala de exposiciones diseñada por Kisho Kurowasa y acabada en 1999. Las dos alas constratan y se complementan al mismo tiempo con la moderna construcción elíptica de Kurokawa junto al diseño funcionalista de Rietveld.

El museo Van Gogh se encuentra frente a Paulus Potterstraat y delante de la Museumplein de Amsterdam, entre el Rijksmuseum y el Stedelejik Museum. Hasta hace unos pocos años esta plaza estaba dividida por una calle que iba desd el Concertgebouw hasta el Rijksmuseum, y constituía por lo demás de un paisaje monótono. Gracias a una modernización de la zona, la palza se ha convertido en un gran espacio abierto de la ciudad holandesa, en un punto de encuentro y de paseo donde la gente puede hablar de las obras de arte que acaban de tener el privilegio de disfrutar. Un lugar donde se palpa el arte en estado puro.

Por último, tras visitar el museo, uno puede disfrutar de la belleza innata de la capital de los Países Bajos y pasar varios días allí para conocer esta preciosa ciudad europea.

Foto vía Viajes Pasión

 

Dejar respuesta