El Hortus Botanicus, una maravilla de Ámsterdam

El Hortus Botanicus

El Hortus Botanicus se encuentra en Plantage Middenlaan, 2, en Amsterdam, la capital de los Países Bajos. Está abierto de  mayo a octubre, a diario  de 9.00 a 17.00, excepto los fines de semana y festivos que cierra a las 22.00 horas y en los meses de  julio y agosto a las 21.00 horas. En el resto del año, abre de 9.00 a 14.00, salvo los fines de semana hasta las 22.00 horas.

La tranquilidad de este jardín, unida a su amplio y  agradable aroma, es perfecta para abstraerse de la urbe, si bien para aquellos que esperen una explosión de colores se les debe recomendar una excursión a los campos de tulipanes.

No es fácil  encontrar la entrada al jardín pues  se esconde tras una verja en la esquina de Plantage Middeniaan y Dr. D.M. Sluyspad, frente a Herengracht. Los fines de semana de verano va mucha gente a esta jardín. Está más tranquilo por las mañanas, no obstantee, en los calurosos días de verano, las plantas no atraviesan su mejor momento debido al intenso calor.

En el año  1638, el jardín botánico de Ámsterdam empezo siendo una colección de hierbas medicinales, el Hortus Medicus, con fienes farmaceúticos, hasta que en 1682 se trasladó hasta su ubicación  moderna. Las nuevas especies de flora que la Compañía Holandesa de las Indias Orientales traía de sus expecidiones ayudaron mucho a  su rápida expansión.

La colección se divide  en un jardín exterior, donde crecen las plantas árticas y o de clima templado. Hay una reconstrucción del propio Hortus Medicus original, en el que se incluyen la totalidad de  las plantas inscritas en el catálogo del primer jardín, hecho en 1646.

A renglón seguido, se encuentran la sala del desierto de California/México, un invernadero de orquídeas y una casa de mariposas. Luego, se llega a la sala de las palmeras, una amplia y adornada estructura del siglo XIX.

En el otro extremo, el invernadero de los tres climas supone  una adición de fines del siglo XX, construido  para permitir a los visitantes experimentar las distintas zonas climáticas (tropicales, subtropicales y desérticas) merced a un sendero secuencial.

Finalmente, para escapar del calor de los invernaderos se recomienda acudir al Orangery,  en la actualidad  convertido en un café.

Foto vía Tillandsias

Dejar respuesta