“Europeana 1914 – 1918” , un museo digital sobre la I Guerra Mundial

EUROPEANA

Se cumplen cien años  del comienzo de la Primera Guerra Mundial. La mayoría de los testigos han muerto, sin embargo fotografías, cartas y otros documentos sirven para recordar aquel conflicto bélico.

La iniciativa europea “Europeana 1914 – 1918” invita a todas las personas en posesión de documentos privados de la Primera Guerra Mundial, como cartas, diarios, fotos o dibujos, a digitalizarlos,  a donarlos para  ponerlos a disposición del público en general. Todo un hito para conocer mucho mejor esta guerra que afectó mucho a Europa.

“Europeana 1914 – 1918” es un inmenso museo digital de la Primera Guerra Mundial. Centenares de miles de documentos se encuentran disponibles en su sitio web. La mayoría de ellos proviene de bibliotecas y archivos, en tanto que decenas de miles son de propiedad privada.

Todo arrancó en el año 2008, cuando la Universidad de Oxford creó el “Gran Archivo de Guerra”, pidiendo a los ciudadanos que digitalizarán sus colecciones privadas de la Primera Guerra Mundial y a ayudar a evaluar los datos, por ejemplo, proporcionando información acerca de lugares y personas que aparecen en las fotografías.

Tres años más tarde, la Biblioteca Estatal de Berlín y la Biblioteca Nacional de París acometieron juntas un proyecto todavía más grande. Hoy en día,  20 países se han sumado. En 12 de ellos, ya se han llevado a cabo llamados “días de acción” en los que los ciudadanos pueden acudir a un determinado lugar para digitalizar sus documentos. Asimismo, más de 9.000 objetos privados se han registrado online.

Por ejemplo, Frank Drauschke es el encargado de los “días de acción” en Alemania. Este historiaador explica que una sola tarjeta postal no cambiará la historiografía, mas la posibilidad de poder comparar en el ordenador desde la casa diarios de Francia, Alemania, Dinamarca y Chipre le puede dar nuevos impulsos.

Sin embargo,  el archivo no solamente va dirigido a historiadores. Las tarjetas postales de propaganda, por ejemplo, pueden ayudar a comprender que la imagen del enemigo se difundía de manera similar en diferentes países.

Foto vía DW

Dejar respuesta