Kotor, la princesa de Montenegro

Kotor es una preciosa ciudad costera del sur de  la República de Montenegro. Se encuentra a sólo 22 kilómetros  de la bulliciosa ciudad turística de Budva y q 65  de la capital montenegrina, Podgorica. Kotor fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

Las atracciones de la ciudad se deben en gran parte a su precioso emplazamineto al final del golfo de Kotor, un valle sumergido fluvial, rodeado de acantilados y colinas de laderas empinadas. Kotor sorprenderá por su singularidad, su cultura, sus playas y su belleza.  

A pesar de haber sido golpeada por terremotos, el más reciente en los años setenta, Kotor es una ciudad medieval especialmente bien conservada, con no menos de seis iglesias románicas de los siglos XII y XIII (por ejemplo, la catedral de Trifón y las iglesias de San Lucas y Nicolás), además de una gran riqueza de edificios antiguos, desde palacios hasta pequeñas casas privadas, todo ello en un laberinto de estrechas calles adoquinadas y plazas (sobresale la plaza de La Catedral).

Las murallas de la ciudad de Kotor, partes de las cuales se remontan al siglo IX, son uno de los mejores ejemplos de fortificación en toda Europa. Llegando a los 20 metros de altura y 10 metros de ancho en algunos lugares, serpentean por 5 kilómetros alrededor de la ciudad y hacia la cima del alto acantilado rocoso, hasta la fortaleza de San Juan, desde donde se puede disfrutar de una maravillosa panorámica de la bahía y la ciudad.

La huella veneciana se nota bastante en la arquitectura de Koto. No en vano, la República de Venecia dominó esta zona durante casi 400 años. También se nota la influencia italiana en la gastronomía y la cultura.

Kotor no es todavía un ciudad abarrotada de turistas, todavía se puede disfrutar de su esencia en sí misma. Así, es una ciudad muy viva, con lugareños atestando las tiendas, los bares, los clubes nocturnos y los restaurantes.

Foto vía Los Viajeros

Dejar respuesta