Letonia, la París del Este

Riga es la capital de Letonia. Se trata de la ciudad más grande y cosmopolita del mar Báltico. Su ascenso a la fama se debe que posee más edificios art noveau que ninguna otra ciudad europea, además de numerosos edificios del siglo XIX. El centro histórico de Riga  fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En el año 2014, Riga será la Capital Europea de la Cultura.

Riga se fundó en 1201 y durante los siguientes 800 años fue ocupado por alemanes, polacos, suecos y rusos. Letonia obtuvo su independencia en 1991, después de muchos años de dominio soviético.

Riga está repleta de joyas arquitectónicas tanto antiguas como relativamente modernas. Los mejores edificios residenciales medievales son los Tres Hermanos, una pintoresca hilera de casas, la antigua data del siglo XV. La catedral Doma domina la ciudad antigua. Fue fundada en 1211 y desde entonces ha sido parcialmente destruida y reconstruida varias veces.

El casco antiguo de Riga está lleno de calles y plazas de edificios alemanes de los siglos XVI y XVII, decoradas con tallas y estatuas. Por ejemplo, llama la atención el Melngalvju nams (una cofradía de mercaderes extranjeros y solteros) que es un fabuloso edificio gótico, ahora se usa para reuniones de Estado.

Las construcciones art noveau se alzan a las afueras de la ciudad antigua. Sobresalen sus calles enteras repletas de llamativas joyas arquitectónicas. El precioso grupo de edificios de la calle Alberta fue diseñado por Mihail Eisenstein, padre del famoso director de cine  ruso Sergei Eisenstein. También maravilla la fachada blanca y azul de la escuela de Económicas.

Otros lugares que uno no debe perderse en un visita a la capital letona son el castillo de Riga; la iglesia de San Pedro; la Casa del Gato; el Palacio de la Cultura; el Museo de la Ocupación; el Museo Etnográfico; el Monumento a la Libertad; y la Iglesia de San Juan.

Además, Riga alberga numerosas instituciones académicas y tiene un gran importancia comercial e industrial en la región báltica. Desde el auge de los vuelos baratos en Europa, Riga se ha convertido en un destino turístico de primer orden.

Foto vía  Diario de un turista

Dejar respuesta