Una exposición sobre la obra de Jan Vermeer en Roma

El Museo de las Escuderías del Quirina, ubicado en Roma (Italia),  acaba de inaugurar  la primera exposición italiana dedicada a uno de los pintores más famosos y más misteriosos de la historia del arte, el holandés Jan Vermeer.  Estará abierta hasta el 13 de enero de 2013.

“Vermeer, el siglo de oro del arte holandés” es una exposición dedicada  a  este artista que durante   sus 43 años de vida (1632-1675)  pintó solamente  medio centenar de cuadros, la mayor parte de pequeño formato y de carácter intimista.

Un total de 37 cuadros se conservan, de los cuales 26, que se hallan en 15 colecciones, pueden ser prestados en tanto  que 11 son  inamovibles, tal como lo hizo Vermeer, quien siempre vivió en su ciudad natal, Delft, y solamente realizó breves viajes a Amsterdam y La Haya.

De este modo,  las ocho pinturas que pueden verse en esta exposición,  más unas 50 de sus contemporáneos,  se trata de casi un tercio de su producción exportable y que desde principios del siglo pasado, cuando Vermeer empezó a hacerse popular, hubo hasta hoy solamente ocho grandes exposiciones dedicadas a su producción.

La exposición arranca con una de las primeras obras del artista holandés, “La callecita” de 1657, que muestra una calle de Delft con dos mujeres atareadas en labores domésticas y dos niños jugando.

Entre las  escasas  incursiones de Vermeer en la temática religiosa, se pueden ver “La muchacha del sombrero rojo” (1665), “Mujer con laúd” (1662), “Mujer en pie que toca la espineta” (1670), “Jovencita sentada que toca el virginal” (1670) y “Muchacha que sorbe un vaso de vino” (1659). 

Luego, hay que fijarse en  la temprana “Santa Praxedes”  (1655), que es una copia fiel de un cuadro de idéntico tema pintado diez años antes por un artista hoy olvidado Felice Ficherelli, y la “Alegoría de la Fe”  (1670).

Por último,  en los dos pisos de la exposición se pueden ver seis cuadros de Pieter de Hooch, cinco de Gabriel Metsu, tres de Gerard ter Borch y dos de Gerrit Dou y Carel Fabritius.

En definitiva, si vas a Roma durante estos próximos meses y te gusta la obra de Vermeer no debes olvidar esta notable exposición situada en  el El Museo de las Escuderías del Quirina.

Foto vía Mujer.es

Dejar respuesta