El Coliseo de Roma

¿Quién no ha oído hablar de El Coliseo de Roma? (en italiano actual llamado Colosseo) Es una de las visitas imprescindibles y esenciales si se viaja a la capital de Italia. Datado de la época del Imperio Romano, empezó a construirse por orden del Emperador Flavio en el año 72 d.C., y hoy se ha convertido en un icono de la ciudad de Roma.

El Coliseo de Roma
Exterior de El Coliseo de Roma

El lugar donde se construyó es una zona llana rodeada de 3 colinas, que fue devastada en el año 64 d.C. por el gran incendio de la ciudad de Roma, algo que aprovechó Nerón para construir su residencia, un lago artificial y una gran estatua llamada “El Coloso de Nerón”, de donde toma su nombre este fantástico monumento.

El Coliseo de Roma o Anfiteatro Flavio (en honor a la familia de emperadores que lo construyó, la dinastía Flavia), es uno de los edificios mejores conservados de la época de la antigüedad clásica, con unas dimensiones enormes: 189 m. de largo por 156 m. de ancho, y 57 m. de altura, por lo que en 1980 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad junto con el casto histórico de Roma, y en 2007 una de las Siete Maravillas del Mundo.

El Coliseo se utilizó hasta finales del siglo VI, durante casi 500 años, para entretener al público, ya que gladiadores, esclavos, criminales y animales encerrados luchaban hasta la muerte, e incluso la arena se inundaba mediante canales subterráneos para representar batallas navales, lo que supone una obra de ingeniería maravillosa.

Su aforo en la época de máximo esplendor era de más de 50.000 personas, las cuales se aposentaban en sus ochenta filas de asientos, y se distribuían desde los palcos más cercanos a la arena donde se sentaban el Emperador y ministros, hasta las filas más altas, de manera que a medida que las filas ascendían, bajaba la categoría social de quién las ocupaba.

Los muros de ladrillo y toba volcánica del Coliseo estaban revestidos de mármol, que fue saqueado y quemado en la Edad Media para conseguir cal. La piedra se utilizó para construir palacios e iglesias. Esta actividad de profanación fue paralizada en 1744, fecha en la que pasó a consagrarse y convertirse en santuario del Cristianismo, haciendo honor a los prisioneros cristianos martirizados en su interior. De hecho todos los Viernes Santos, el Papa encabeza un Vía Crucis que se realiza hasta las instalaciones del Coliseo.

Interior Coliseo de Roma
Interior del Coliseo de Roma

Actualmente el Coliseo está muy deteriorado por la multitud de terremotos, bombardeos en la II Guerra Mundial y todos los saqueos que ha sufrido a lo largo de los años. Hoy en día el Gobierno italiano invierte dinero en su mantenimiento por ser un emblema tan representativo de la ciudad italiana.

¿Dónde comprar y precio de la entrada para el Coliseo Romano?

Como información práctica para visitarla y poder evitar largas colas que se suceden durante todo el año, es importante conocer que la entrada para el Coliseo es la misma que para el Foro Romano y el Monte Palatino. Aquí hay muchas menos colas por lo que desde ViajarxEuropa se recomienda madrugar y visitar primero el Foro y el Palatino, y después, ya con la entrada en la mano, acceder al Coliseo sin aburridas esperas, ¡en Roma no hay tiempo que perder!

Colas en la entrada del Coliseo
Colas de espera en la entrada del Coliseo

El precio de la entrada para el Coliseo, el Foro Romano y el Monte Palatino es de 12 euros, y para los menores de 18 años y mayores de 65 años es gratuita.

¿Cuál es el horario de visita de El Coliseo de Roma?

El horario para visitar el interior del Coliseo Romano varía a lo largo del año:

  • 8:30 – 15:30 horas: último domingo de octubre – 15 febrero
  • 8:30 – 16:00 horas: 16 febrero – 15 marzo
  • 8:30 – 16:30 horas: 16 marzo – último sábado de marzo
  • 8:30 – 18:15 horas: último domingo de marzo – 31 agosto
  • 8:30 – 18:00 horas: 1 septiembre – 30 septiembre
  • 8:30 – 17:30 horas: 1 octubre – último domingo de octubre

Los días 1 de enero y 25 de diciembre está cerrado.

2 Comentarios

Dejar respuesta