Museo de las Cartas de Amor de Torrevecchia Teatina, una sorpresa italiana

El Museo de las Cartas de Amor de Torrevecchia Teatina es el único museo a nivel internacional  en este aspecto y acaba de inaugurar dos nuevas recientemente. Se halla  en la provincia de Chieti en la región Abruzzo, en el centro de la península italiana, frente al Mar Adriático. En este museo italiano se pueden contemplar las cartas dirigidas al papa Juan Pablo II durante sus últimos días de vida.

Este museo ha abierto hace poco  dos flamantes salas  en las que se pueden observar los miles de testimonios, cartas y oraciones que fueron depositados en la Plaza San Pedro (Ciudad del Vaticano)  en las horas de la agonía y de la muerte del papa Juan Pablo II, el 2 de abril del año 2005.

La inauguración se llevó a cabo en una fecha especial, el 16 de octubre. Dcho día celebra el aniversario de la  elección de Juan Pablo II como sucesor de Pedro en  el año 1978. El evento fue festejado con tipo de actos a lo largo de todo el día.

El material fue donado por la Secretaría de Estado del Vaticano a la asociación “Papa-boys” que ha sido la organizadora de la primera muestra permanente de este material en este museo. Un mural con el mundo estilizado, con alrededor niños de diversa etnia tomados por la mano, y muy cerca una carta escrita en árabe donde se lee: “Querido Papa, como buen musulmán te agradezco por el mensaje que nos has dejado”…. Se trata sólo de dos ejemplos de la montaña de mensajes dirigidas al Wojtyla, dejados por parte de la marea humana que le acompaó en sus últimos días de vida.

Por otro lado, las autoridades del museo  han solicitado  que el actual Papa Benedicto XVI bendiga una placa dedicada a Juan Pablo II que será situada  en el “Parque de la Juventud” de Torrevecchia, dedicado al mismo Wojtyla, un hombre fundamental en la historia de la Iglesia desde finales del siglo XX.  Esta iniciativa es muy interesante e importante. Así ,de forma paulatina se van conformando  los cimientos de la canonización del actual Beato Juan Pablo II.

Dejar respuesta